Público
Público

Un millonario prorruso amenaza al Gobierno de Georgia

Bidizna Ivanishvili se perfila como uno de los hombres fuertes en las elecciones legislativas, marcadas por la difusión de un vídeo de torturas en cárceles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Georgia vive hoy una una importante jornada electoral con la celebración de unas elecciones legislativas marcadas en gran medida por las futuras relaciones con Rusia, deterioradas hasta extremos sin precedentes, después de la guerra que enfrentó a ambos en 2008 por el control de la separatista de Osetia del Sur.

Asimismo, los comicios servirán de prolegómeno de la entrada en vigor de la reforma constitucional que multiplicará los poderes del Parlamento resultante y que será el responsable de elegir al nuevo hombre fuerte del país, el primer ministro, en lugar del presidente, cuyas competencias pasarán a ser ceremoniales a partir de las presidenciales de 2013.

El partido político del actual presidente, Mijail Saakashvili, el Movimiento Unido Nacional, se enfrenta por primera vez a un rival de envergadura, la coalición Sueño Georgiano, que lidera el mulitimillonario prorruso Bidizna Ivanishvili, que aguanta de momento en las encuestas gracias al respaldo de la población desencantada con la actual crisis económica en la exrepublica soviética.

La campaña de Saakashvili se ha visto afectada además por la dimisión del ministro del Interior, Bacho Ajalaia, tras la divulgación de cuatro polémicos vídeos, el pasado 17 de septiembre, que detallan abusos y torturas cometidos por funcionarios penitenciarios contra presos, quienes fueron golpeados y sodomizados. El presidente ha prometido una investigación sobre el incidente, que ha recibido la condena de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU. De momento han sido detenidas 16 personas, mientras Naciones Unidas y ONG como Human Rights Watch han pedido el enjuiciamiento de todos los responsables, ahora bajo orden de busca y captura de la Interpol.

El actual primer ministro del país y mano derecha de Saakashvili, Ivane 'Vano' Merabishvili, parte con grandes posibilidades de convertirse en el nuevo hombre fuerte de Georgia en la próxima legislatura. Para ello, el partido del Gobierno debería obtener la victoria en estos comicios y mantener su dominio hasta 2013, año en el que Saakashvili abandonará el poder y entrará en vigor la reforma constitucional de 2010 que dará las principales competencias al primer ministro.

La gran amenaza es Ivanishvili, que ostenta el puesto 153 de la lista Forbes de los hombres más ricos del mundo, y cuya fortuna supera al presupuesto nacional de Georgia. Una encuesta del Instituto Nacional Democrático recogida por el instituto estadounidense Carnegie, concede un 37% de la intención de voto al partido de Saakashvili frente al 12% a Sueño Georgiano, pero hay que destacar que la formación del presidente ha perdido más de 10 puntos en intención de voto desde febrero y hay un 43% de indecisos.

Para intentar limitar al magnate, gran amigo del presidente ruso, Vladimir Putin, las autoridades georgianas minaron su influencia con la imposición de multas por violar una normativa que reduce la cantidad de dinero privado que los candidatos pueden emplear en su campaña. Isvanishvili se vio obligado a pagar, el pasado mes de junio, casi 40 millones de euros por este motivo y gran parte de las arcas de la coalición fueron aprehendidas por las autoridades.

La oposición también ha criticado duramente la ley electoral por la que se conceden 73 escaños a candidatos que obtengan mayoría en sus respectivas circunscripciones, lo que permitiría al partido de Gobierno ganar las elecciones sin obtener necesariamente la victoria en número total de votos.

Asimismo, Sueño Georgiano teme que las autoridades gobernantes se estén preparando para falsificar los resultados y ha denunciado que la formación ha localizado una entrada oculta a las dependencias del Comité Electoral Central (CEC) a través de un edificio contiguo abandonado. 'Detrás del edificio del CEC hay una edificación deshabitada contigua, en cuya pared de hormigón han abierto un agujero por el que puede pasar una persona con una urna para acceder al edificio del CEC', aseguró David Saganelidze, jefe de campaña.

Más del 10 % de los votantes censados ya depositaron sus papeletas en las dos primeras horas de la jornada, mientras que miles de ciudadanos hacen cola frente a los colegios electorales de todo el país para ejercer su derecho, según los medios locales. Tras depositar sus papeletas en las urnas, los electores son marcados con una tinta especial para evitar que puedan volver a votar.