Publicado: 11.07.2015 20:57 |Actualizado: 11.07.2015 20:57

El ministro de Economía griego adelanta que las medidas de control de capitales seguirán dos meses más

Los bancos griegos podrían abrir la próxima semana. La cumbre del Eurogrupo sigue su curso pero el acuerdo aún parece lejano, con los acreedores europeos exigiendo más medidas a Tsipras. Berlín podría plantear una salida temporal de Grecia del euro

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
Greek Finance Minister Euclid Tsakalotos walks past Lithuanian counterpart Rimantas Sadzius (R) and European Economic and Financial Affairs Commissioner Pierre Moscovici (L) during an euro zone finance ministers meeting in Brussels, Belgium, July 11, 2015

El nuevo ministro griego de Finanzas, Euclid Tsakalotos, junto a su homólogo lituano Rimantas Sadzius (derecha) y el comisario europero de Asuntos Económicos Pierre Moscovici (izquierda) durante la reunión del Eurogrupo de este sábado 11 de julio, en Bruselas. REUTERS/Francois Lenoir

BRUSELAS/MADRID.- Las medidas de control de capitales impuestas sobre los bancos Griegos permanecerán activas al menos dos meses más, afirmó el ministro de Economía del país George Stathakis este sábado. "Estarán en vigor durante dos meses o más", manifestó a la televisión helena Mega TV, mientras en Bruselas se celebra una reunión extraordinaria del Eurogrupo (ministros de Finanzas de la zona Euro) que está decidiendo un posible tercer rescate. 

De momento, los asistentes a dicha reunión están divididos en cuanto a la mejor vía para superar la crisis de Grecia y alejar el fantasma de su salida del euro, aunque han expresado su voluntad de avanzar ante las complejas y difíciles negociaciones que están encarando este sábado. Los representantes de la eurozona debaten la petición de Grecia para un tercer multimillonario rescate y la oferta de reformas con que la acompañan, sobre la base de un análisis de las instituciones acreedoras (la CE, el BCE y el FMI).

La lista de reformas del Gobierno del primer ministro griego, Alexis Tsipras, respaldada por el Parlamento heleno, aumenta impuestos y cotizaciones sociales y reduce las pensiones, en una línea muy similar a la oferta que esos organismos hicieron a Grecia y que esta rechazó el mismo día en que convocó por sorpresa el referéndum del pasado 5 de julio.

La situación de Grecia se ha ido deteriorando en los últimos meses y en especial desde finales de junio, cuando no abonó al FMI un pago de 1.500 millones de euros y vio expirar su segundo rescate financiero sin un acuerdo con sus socios para acceder a los 7.200 millones que estaban pendientes. Posteriormente decretó un corralito financiero que ya dura dos semanas y deja sin aliento a la economía helena, falta de liquidez y ahogada por una abultada deuda que alcanza el 175% del PIB.



Berlín podría plantear una salida temporal del euro

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, ha planteado una salida de Grecia durante cinco años de la eurozona como una posible solución a la actual crisis. Según publica el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung en su edición digital existe un documento del Ministerio de Finanzas que plantea dos posibles caminos para superar la crisis.

La primera sería que Grecia mejorara rápidamente su última propuesta a la eurozona que incluiría el traspaso de bienes por valor de 50.000 millones de euros a una agencia fiduciaria para que estos sirvieran de garantía al pago de nuevos créditos. El segundo camino sería la salida temporal de la eurozona acompañada de ayuda humanitaria de ayudas al crecimiento.

La última propuesta de Grecia es considerada por el Ministerio de Finanzas como insuficiente para un paquete de rescate del Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEDE). "En la propuesta faltan reformas claves para modernizar el país y a largo plazo lograr un crecimiento estable", dice el ministerio.

Schäuble, antes de la reunión del eurogrupo de hoy, había dicho que esperaban negociaciones muy difíciles y no ocultó que lo que los griegos han puesto sobre la mesa de negociaciones no le parece suficiente. El ministro señaló que ya no se trata de una prolongación del segundo paquete de rescate sino de un tercero dentro del MEDE que implicaría un periodo más largo y sumas más altas lo que ya de por sí implica mayores exigencias.