Público
Público

La mitad de la paga extra de Navidad irá a las arcas del Estado

El Gobierno anuncia más medidas que las exigidas por Bruselas y adelanta las privatizaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En su estreno en el Parlamento, Pedro Passos Coelho garantizó que el acuerdo con el FMI-UE-Banco Central Europeo tendrá 'preferencia sobre cualquier otro objetivo'. Sin embargo, el flamante primer ministro portugués fue más allá de lo acordado con la troika.

En efecto, avanzó medidas adicionales a las anunciadas en las últimas semanas y que no constan en el documento firmado por el entonces Gobierno socialista de José Sócrates y suscrito por el Partido Socialdemócrata (PSD) y sus socios en el Ejecutivo, el Centro Democrático Social (CDS).

Los portugueses deberán pagar como impuesto la mitad de la paga de Navidad en aquellos sueldos que superen el salario mínimo (485 euros). La medida, que se traducirá en el ingreso de 800 millones de euros para el fisco luso, no ha gustado nada a los afectados. 'Es un robo', dijo el presidente de la poderosa Central General de Trabajadores de Portugal (CGTP), Manuel Carvalho da Silva.

La caída de Sócrates se produjo porque los dos partidos ahora en el poder, rechazaron el aumento de impuestos. No obstante, una semana después de asumir el mando, anunciaron la primera oleada de subidas de impuestos, que ayer se amplió con el objetivo de corregir el desequilibrio presupuestario del país.

El gravamen para aumentar la recaudación se produce un día después de que el Instituto luso de Estadística informara de que el déficit de Portugal se situó en el 7,7%, frente al objetivo para el conjunto de 2011 del 5,9%. A este se unirán otros impuestos, no especificados, con el objetivo de aumentar la recaudación hasta 2.000 millones. Esta crisis 'reclama soluciones urgentes, capacidad de anticipación y agilidad en la acción', enfatizó el primer ministro.

En su marcha más allá de los compromisos asumidos con la troika y con el propósito de atraer capitales internacionales, el Gobierno decidió también adelantar al próximo mes de septiembre las privatizaciones de las compañías eléctricas Energías de Portugal (EDP) y Redes Energéticas Nacionales (REN).

Comunistas y Bloco de Esquerda estiman que estas privatizaciones en nada ayudan a reducir el déficit porque son empresas lucrativas para el Estado. 'Estas privatizaciones no tienen criterios económicos sino ideológicos', aseguraron.

Impuesto de Navidad

Se ha aprobado un impuesto especial que gravará el 50% de los ingresos obtenidos en la paga de Navidad de los trabajadores lusos.  

Privatizaciones

Se acelerarán al mes de septiembre la privatización de Red Eléctrica Nacional y Electricidad de Portugal. 

Menos contribuciones

Se reducirán las contribuciones sociales de las empresas, con el objetivo de abaratar los costes para los empresarios.  

Otras privatizaciones

Para más adelante se anuncia la venta del 8% que el Estado controla en la petrolera Galp y el 100 % de la aerolínea TAP. 

Suspensión del AVE

El martes se anunció la suspensión del proyecto del Ave que uniría Lisboa con Madrid.