Público
Público

Moción de censura contra el Gobierno japonés

La oposición desafía al primer ministro, Naoto Kan, por su gestión de la crisis de la central nuclear de Fukushima

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los principales partidos de la oposición en Japón presentaron este miércoles una moción de censura contra el Gobierno de Naoto Kan por su gestión de la crisis en la planta nuclear de Fukushima.

La moción, que está previsto que se vote mañana, ha sido promovida por el Partido Liberal Demócrata (PLD), que gobernó de forma prácticamente ininterrumpida durante 54 años hasta 2009 y que ha criticado la 'falta de credibilidad de Kan ante el pueblo japonés'.

También podría recibir el apoyo de algunos legisladores del gobernante Partido Democrático (PD) críticos con Kan, por lo que no se descarta que la moción prospere, lo que obligaría al primer ministro a dimitir junto con su Gabinete o incluso a disolver la Dieta.

La noticia del desafío al Gobierno llega después de que el Organismo Internacional de la energía atómica presentara un informe sobre el estado de las centrales nucleares japonesas. El texto asegura que el Gobierno no pensó en la repercusión de un tsunami cuando construyó las plantas.

Pese a las críticas por su gestión, el primer ministro ha ignorado hasta el momento las voces que pedían su dimisión.

El líder del PLD, Sadakazu Tanigaki, aseguró hoy que el primer ministro carece de credibilidad 'en un momento en que debía mostrar su liderazgo a la población' e insistió en que Japón nunca logrará avanzar en la reconstrucción si Kan permanece al frente del Gobierno.

Para que prospere la moción, en el Parlamento, formado por 408 diputados, deberían votar contra Kan al menos 80 miembros de su propio partido. Esto no es del todo descabellado, ya que en el Ejecutivo hay muchos partidarios del ex secretario general Ichiro Ozawa (unos 40) y del  ex primer ministro Yukio Hatoyama y varios indecisos.

Naoto Kan llegó al poder en junio del año pasado tras la dimisión de Yukio Hatoyama, vencedor de las elecciones de agosto de 2009 que acabaron con el gobierno del PLD en Japón, un país que desde 2006 ha tenido cinco primeros ministros.