Público
Público

"Mockus es un neoliberal en política social"

Gustavo Petro. Ex candidato a la presidencia colombiana. El antiguo guerrillero y senador del Polo Democrático Alternativo exige una reforma rural para acabar con el conflicto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El candidato del Polo Democrático Alternativo, el partido más de izquierdas del espectro político colombiano, obtuvo un 9,1% en la primera vuelta de las presidenciales el domingo pasado, casi el doble de lo pronosticado por las encuestas. Gustavo Petro (Ciénaga de Oro, 1960), uno de los políticos espiados por los servicios secretos dependientes del presidente saliente Álvaro Uribe, ha denunciado incansable los vínculos de los paramilitares con la política.

¿Cómo valora los resultados del domingo?

El Polo pudo lograr un resultado que le permite tener protagonismo, es mucho mejor que el que se pensaba que iba a alcanzar, pero obviamente no copamos nuestras expectativas de pasar a la segunda vuelta. La aparición de Antanas Mockus [candidato del partido verde que ha pasado a la segunda vuelta] lo impidió. Hoy el mismo movimiento de Mockus está resentido con los resultados, que son una victoria y derrota al mismo tiempo, pues esperaban mucho más y terminaron con la mitad de sus expectativas, lo que coloca al borde de un triunfo al uribismo.

Las encuestas les daban menos voto del que lograron. Hubo gente que prefería no decir que iba a votar por usted porque no estaba bien visto, por su antigua pertenencia a la guerrilla del M-19. ¿Su pasado sigue pesando?

El pasado pasa factura, pero no por el M-19. Son ocho años de una estrategia que hoy es un proceso judicial [el juicio contra miembros del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) por espiar y trazar planes para desprestigiar a opositores, jueces y defensores de derechos humanos]. La agencia de inteligencia usó todo esto para destruir mi imagen personal. Partí en desigualdad de condiciones, con un alto desprestigio, y sólo durante la campaña pude destruir un poco esa estrategia. Pero Mockus era más fácil para la gente, no tenía ese peso en contra y le fue más fácil colocarse como posibilidad de alternativa.

¿Quién es Mockus?

Mockus es una persona de ideología conservadora, culto, excéntrico y neoliberal desde su concepción de la política social.

¿Hasta cuándo cree que el fantasma del M-19 puede perseguirles y dificultar su aceptación como izquierda democrática?

Sólo podría superarse logrando que las FARC dejen de actuar violentamente. Hoy son las FARC las que generan la derechización de Colombia. No es el pasado, no es el M-19, de hecho el M-19 ya ganó unas elecciones e hizo la Constitución de 1991 que hoy rige. Y en ese momento no existía esa mentalidad en la gente. La mentalidad derechizada de la sociedad colombiana es producto de la existencia de las FARC.

¿Y cuál es su postura sobre las FARC?

Si sale Juan Manuel Santos [el candidato oficialista y favorito para la segunda vuelta], tendremos ocho años de guerra más. Porque las FARC, con el narcotráfico, tienen gasolina propia. Y ya van para 70 años y pueden aguantar más. Para acabar con las guerrillas hace falta una transformación del mundo rural, democratizar la tierra y construir equidad social.

¿La tierra está en el origen y el la clave para resolver el conflicto?

Colombia tiene 15 millones de hectáreas fértiles. Sólo utiliza dos para cultivar alimentos y dos para combustible. Los 11 millones restantes están en realidad en poder de la mafia. Ese proceso de casi tres décadas de toma de la tierra por parte del narcotráfico es el que origina el paramilitarismo, la violencia, el desplazamiento forzado, buena parte de los crímenes contra la humanidad sucedidos en Colombia y una concentración de riqueza que, en el caso del campo, es la más alta del mundo. Si eso no se resuelve, no estamos resolviendo el corazón de la violencia ni del narcotráfico y su poder. Para nosotros es central. Trasladar esos 10 millones de hectáreas hacia millones de familias campesinas productoras de alimentos, originando más equidad, un modelo de desarrollo diferente, la posibilidad de industrialización y, sobre todo, la salida del conflicto.

La UE acaba de firmar un tratado de Libre Comercio con Colombia.

Nosotros nos oponemos. El problema es que el Tratado destruye nuestra producción de alimentos y propicia la apropiación mafiosa de la tierra. La estructura de la tierra, la social y la del poder se derivan de la España feudal mantenida durante estos siglos. Ni EEUU ni la UE miran el daño que producen.

¿Cómo describiría Colombia hoy?

Quienes son responsables de crímenes contra la humanidad en Colombia están en el poder. Y quieren mantenerse en el poder.

¿Y a Álvaro Uribe?

Es el hombre que usó el tema de la guerra contra las FARC para lograr apoyo popular y el hombre que concentró riqueza como ningún otro en manos de unos pocos en Colombia.