Público
Público

Mohamed VI organiza contramanifestaciones

Rabat revienta marchas opositoras movilizando instituciones monárquicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de marroquíes a favor del rey de Marruecos, Mohamed VI, y su nueva Constitución impidieron ayer que se llevaran a cabo las manifestaciones organizadas por el Movimiento 20 de Febrero en más de una veintena de ciudades para protestar por su carácter 'antidemocrático'.

En el barrio popular Takadoum de Rabat, jóvenes subidos a furgonetas Mercedes, ataviados con fotos del rey, pancartas de a la Constitución y banderas de Marruecos coreaban a través de micrófonos y altavoces: 'Si se quieren manifestar, que vayan a otro barrio', 'No a los ateos, no a la gente que come en Ramadán y sí a la Constitución', 'La gente no quiere el Movimiento 20 de Febrero' y 'Escucha al pueblo, el pueblo quiere derrotar a los traidores'.

Miles de marroquíes logran impedir las protestas contra la nueva Carta Magna

Isaac Charie, miembro de la agrupación Jóvenes Ciudadanos, proclamaba que 'el 20 de Febrero no representa al pueblo marroquí, ni tampoco los terroristas de Justicia y Caridad. Las asociaciones extranjeras y el Polisario han pagado al 20-F'. A mujeres, niños y jóvenes se unían filas de taxis parados para apoyar al rey. 'Saldremos todos los días para secundar la Constitución', afirmó un taxista.

Entre la multitud exaltada con consignas a favor de la monarquía, Selma Marouf, miembro del 20-F que se pudo colar entre las calles cortadas y vigiladas por la Policía, explicaba a Público: 'Vamos a boicotear la Constitución y decir no porque su creación ha sido antidemocrática, la comisión encargada de escribir el texto fue nombrada a dedo, no dice nada nuevo y el artículo 19 sigue estando ahí, aunque dividido en dos'. Este mantiene el mismo poder del rey, como líder de los musulmanes marroquíes y, 'jefe de Estado' y 'árbitro supremo'.

Marouf no había terminado de explicar sus razones, cuando varios jóvenes enfurecidos comenzaron a lanzarle huevos, a insultarla y a perseguirla hasta que encontró refugio en una casa del barrio, junto a su padre y otra acompañante. 'Fue horrible', explicaba después.

'Boicotearemos la Constitución porque ha sido redactada a dedo', dice el 20-F

Además, los manifestantes monárquicos intentaron agredir a Jadiya Ryadi, la presidenta de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos, y tuvo que ser evacuada en un coche de la Policía.

En Casablanca, la manifestación del 20-F en contra de la Constitución tuvo que cambiar de barrio para evitar a los grupos monárquicos.

Las reformas constitucionales anunciadas por el rey el viernes decepcionan a los grupos que se movilizan desde el 20 de febrero y que, junto a las revueltas en Egipto y Túnez, han precipitado los cambios emprendidos por el monarca y el Gobierno. Los jóvenes opositores reclaman una asamblea constituyente electa para esa labor, siguiendo el modelo de Túnez.

El boicot al referéndum será secundado por el grupo islamista Justicia y Caridad, de carácter antimonárquico, así como el partido de izquierda Vía Democrática. Sin embargo, la mayoría de las formaciones políticas, entre ellas el Partido Istiqlal, el Partido del Progreso y del Socialismo, Justicia y Desarrollo, el Movimiento Popular, el Partido del Trabajo y la Unión Socialista de Fuerzas Populares, han apoyado la reforma constitucional.