Público
Público

"Es el momento más desastroso en un debate moderno"

Expertos y rivales políticos ven terminada la carrera presidencial de Rick Perry tras su error en pleno debate televisado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fallo de concentración de Rick Perry en pleno debate televisivo, en el que no supo enumerar las agencias gubernamentales que pretende suprimir si llega a la Casa Blanca, puede suponer el punto final a su carrera hacia la presidencia. 'Suprimiré tres agencias: Comercio, Educación y...¿cuál era la tercera?', dijo Perry ante la sorpresa del auditorio. El candidato trató de arreglar el error pero no conseguía hacer memoria y, finalmente, se rindió.

'Fue su sentencia de muerte política', asegura Sara Taylor Fagen, exasesora de George Bush, a The New York Times. 'No hay forma de recuperarse de un momento así cuando has tenido un historial tan malo en los debates'. Taylor hace referencia a las anteriores apariciones del gobernador de Texas en los debates de los republicanos, que sólo le han servido para perder crédito entre los suyos. 

'Es su sentencia de muerte', dice una exasesora de Bush

Pero no sólo en los debates. Hace una semana, Perry dio un discurso en New Hampshire en el que parecía estar borracho. Rápidamente, el aspirante a candidato lo negó: 'Sólo estaba dando un discurso. Algunos son aburridos, otros más animados y otros un punto intermedio'. Sin embargo, Perry no pudo evitar que el vídeo de su discurso se convirtiera en un fenómeno en YouTube y fuera objeto de mofa por parte de los humoristas de la televisión estadounidense como Jon Stewart. 'En el mejor de los casos, el tío está fumado. En el peor de los casos, está sobrio y cada vez que le hemos visto antes estaba fumado', se reía el cómico

Su equipo le resta importancia: 'Fue un fallo humano'

Aquello quedó como una anécdota, pero lo de anoche puede marcar el futuro político de Perry, cuya valoración descendió cinco puntos (del 9% al 4%) tras el fallo. 'Que recuerde, es el momento más desastroso en un debate moderno', escribía en Twitter el experto en elecciones presidenciales Larry Sabato. 

El equipo de Perry se afanaba en restarle importancia al asunto tras el debate. 'Es un fallo humano', aseguraba Rob Johnson, responsable de campaña del texano, a The Huffington Post. 'Fue un traspié, sin importancia', añadía Ray Sullivan, portavoz del candidato. No lo ven así en los equipos de sus rivales. 'No puedo añadir nada que pueda oscurecer aún más la noche que ha tenido Perry', confesaba un colaborador de Romney, su principal adversario. Otros, sin embargo, le sentencian: 'Está acabado'.