Público
Público

El 'monstruo de Amstetten' recibe apoyo psiquiátrico para prevenir su suicidio

Los psiquiátras creen que existe el riesgo de que en el futuro Fritzl "cometa actos con graves consecuencias"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia de Sankt Pölten dictará el jueves sentencia en el proceso contra Josef Fritzl, en lugar del viernes, como estaba previsto inicialmente, informó el vicepresidente del tribunal, Franz Cut-ka. Fritzl tuvo ayer un descuido cuando regresaba a la sala tras la pausa del almuerzo y enseñó por primera vez su cara, que el lunes se había tapado con un archivador azul.

Durante la jornada que se celebró a puerta cerrada, el jurado popular vio a trozos un vídeo de 11 horas con la declaración de la víctima, Elisabeth Fritzl, encerrada durante 24 años en un sótano de su casa por el acusado, su padre, quien la violó incontables veces y tuvo siete hijos con ella, uno de los cuales murió al poco de nacer. También se pasó en vídeo la declaración de un hermano de Elisabeth.

Según informó Cutka, la presidenta del tribunal, Andrea Humer, interrumpió repetidamente la reproducción del vídeo para preguntar a Fritzl su opinión sobre determinados detalles. Su abogado, Rudolf Mayer, dijo a la televisión austríaca ORF que su cliente 'siguió con atención' la vista de ayer y 'se mostró cooperativo'.

Mayer no ofreció ningún detalle sobre la reacción emocional de Fritzl al testimonio grabado de la hija. Un psiquiatra acompaña a Fritzl durante todo el proceso como medida de prevención de suicidio. El especialista mantuvo dos conversaciones con Fritzl.

Informe psiquiátrico

Dura jornada la que ha vivido Josef Fritzl, el 'Monstruo de Amstetten' en la segunda sesión del juicio que se sigue contra él por haber encerrado y violado a su hija durante 24 años: el jurado ha escuchado parte del testimonio de Elisabeth relatando el calvario sufrido durante todo ese tiempo.

'Hemos puesto a disposición de Josef F. un psiquiatra que le acompaña desde hace ya semanas antes del juicio', explicó Hubert Günsthofer, un responsable del centro penitenciario en Sankt Pölten, donde está interno el acusado. 'Esta es una medida que se emplea para prevenir el suicidio', explicó.

Se presentará, además, un informe psiquiátrico sobre el acusado, así como otros dos de carácter técnico sobre las características de construcción del sótano. La prensa austríaca ha publicado extractos de ese informe, que supuestamente atribuye a Fritzl un comportamiento extraordinariamente anormal y recomienda por ello su internamiento preventivo.

Por la tarde, los jueces entregarán a los miembros del jurado una lista de preguntas que les servirá para tomar su decisión. Fritzl, de 73 años, podría ser condenado a cadena perpetua si se demuestra el cargo de asesinato por no haber prestado la atención médica necesaria a su hijo-nieto fallecido. También está acusado de incesto, violación, esclavitud, privación de libertad y coacción grave.