Público
Público

Morales cancela la carretera del Tipnis ante la presión indígena

Sin embargo, los acampados frente al palacio presidencial aseguran que no se irán hasta que no discuta el resto de demandas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presión de los indígenas, que han estado marchando durante meses desde la Amazonía hasta La Paz para poder hablar con Morales, ha surtido su efecto.

El presidente de Bolivia ha escuchado sus quejas y ha cancelado de forma definitiva el proyecto de una una carretera financiada por Brasil y que iba a atravesar el parque natural del Tipnis. Los nativos de esta reserva habían acusado al presidente boliviano de promover la carretera para que los cultivadores de coca de su bastión político del Chapare, vecino de la reserva, ampliaran sus cultivos de esa hoja, base para producir cocaína.

Tras meses de decir que la obra pasaría 'sí o sí' por el Tipnis, Morales ofreció enviar al Congreso una reforma legal que admite la reclamación de los indígenas. Morales ha asegurado haber presentado la modificación de la ley para que 'la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, como cualquier otra, no atravesará el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Secure (Tipnis)'.

Morales ya suspendió el proyecto de manera provisional el pasado 27 de septiembre tras unos fuertes disturbios entre los índigenas opositores al proyecto y la Policía. Y este viernes finalmente ha dado marcha atrás de forma irrevocable.

Sin embargo, el gobernante aceptó ayer dialogar directamente con los índigenas que habían llegado a La Paz como integrantes de la marcha, pero ha hecho el anuncio precisamente cuando los dirigentes índigenas llevaban más de una hora ante la puerta de la Presidencia esperando dialogar con él.

Morales también anunció que la nueva legislación incorporará el concepto de 'intangibilidad' para proteger el parque ecológico de los asentamientos de grupos sociales diferentes a los indígenas que viven allí.

Sin embargo, el dirigente indígena Rafael Quispe, aimara como Morales pero que apoya a los amazónicos, ha señalado que pese a que la propuesta es una 'buena señal' a Morales le quedan otras quince demandas que debe discutir con los nativos del Tipnis.

'Mientras no se resuelvan los 16 puntos, aquí estaremos movilizados', dijo, por su parte, el presidente del Tipnis, Fernando Vargas, en la puerta del Palacio Quemado, sede de la Presidencia, donde está acampado desde el miércoles.