Público
Público

Morales quiere acelerar los juicios contra cuatro ex presidentes

Fueron denunciados por la Fiscalía durante el primer mandato del presidente boliviano por cometer varios delitos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), que controla la Asamblea Legislativa de Bolivia, confirmó hoy su intención de acelerar los juicios pendientes contra cuatro ex presidentes que fueron denunciados por la Fiscalía durante el primer mandato de Evo Morales.

En la Asamblea boliviana hay, desde 2006, demandas pendientes para enjuiciar a los ex presidentes Jorge Quiroga (2001-2002), Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997 y 2002-2003), Carlos Mesa (2003-2005) y Eduardo Rodríguez (2005-2006) por varios presuntos delitos, según explicó la jefa de los diputados del MAS, Rebeca Delgado. Sánchez de Lozada, Quiroga y Mesa fueron acusados en 2006 por la Fiscalía General de violar la ley e, incluso, la Constitución, por la suscripción de contratos petroleros con multinacionales.

Contra Sánchez de Lozada, que vive en EEUU, se ha iniciado otro juicio en la Corte Suprema por la matanza de más de 60 personas durante la represión contra una oleada de protestas en 2003. Por su parte, Rodríguez fue acusado en 2006 de sometimiento a dominio extranjero y espionaje, por haber autorizado la destrucción por Estados Unidos de 41 misiles de las Fuerzas Armadas bolivianas. Las denuncias para abrir juicios de responsabilidades no prosperaron en el primer mandato de Morales, porque su partido, el MAS, no tenía mayoría suficiente en el antiguo Congreso Nacional.

La diputada masista Rebeca Delgado explicó que la Asamblea debe evaluar ahora cuáles de esas denuncias se siguen tratando con los procedimientos anteriores a la nueva Constitución del país y cuáles serán objeto de una nueva ley, acorde con la actual Carta Magna, para enjuiciar a altos dignatarios. Si la demanda contra alguno de los ex mandatarios comenzó a ser discutida con procedimientos establecidos en el anterior Congreso, continuará de esa forma, pero si no es el caso, se someterá a la futura ley de juicios de Responsabilidades, precisó Delgado.

Esa nueva norma se comenzará a debatir en una comisión parlamentaria la próxima semana y recogerá que los únicos que pueden ser juzgados con un tribunal especial son el presidente y vicepresidente de país, en tanto que los casos de gobernadores irán a la justicia ordinaria, como establece la nueva Constitución. Según Delgado, la oposición no puede rechazar el avance de estos juicios pendientes porque confirmaría 'la falacia de que la inmunidad se convierte en impunidad'.

Por su parte, el ex senador opositor Luis Vázquez trasladó su convencimiento de que todos las demandas se tratarán bajo la nueva norma que impulsa el oficialismo porque, si bien en todos los casos se llegó a elaborar el preceptivo informe de comisión, en ninguno pasó al plenario y, por tanto, a su aprobación definitiva.

La teoría de Vázquez es que, en aquel momento, el MAS hizo un 'cálculo de votos' sobre las fuerzas del Congreso y decidió no avanzar en los juicios a los ex mandatarios, porque se hubiese visto obligado a concertar con la mayoría opositora que existía en el Senado.

En la nueva legislatura que se abrió con las elecciones del 6 de diciembre, el MAS cuenta con una mayoría de más de dos tercios tanto en la Cámara Baja como en la Alta para acelerar esos juicios. Además de los cuatro ex presidentes que están denunciados, desde el 2006, cuando comenzó la gestión del presidente Morales, también han sido acusados cerca de 60 dirigentes de la oposición de diversos delitos, entre ellos corrupción y terrorismo.