Público
Público

Moratinos recibe doctorado honoris causa por la universidad palestina de Al-Quds

Recibe el título "en reconocimiento a su papel y sus posiciones en favor del pueblo palestino y a su contribución en pro de la paz".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, recibió hoy emocionado el título de doctor honoris causa por la universidad palestina Al-Quds, como agradecimiento por su contribución a la paz en Oriente Medio.

Ataviado con una toga roja y un birrete negro, Moratinos fue investido por Ahmed Qurea, uno de los históricos dirigentes palestinos y presidente del consejo rector del centro académico, ubicado en la localidad de Abu Dis, a las afueras de Jerusalén.

'Es un reconocimiento a su papel y sus posiciones en favor del pueblo palestino y a su contribución en pro de la paz', dijo Qurea sobre la concesión del galardón.

El jefe de la diplomacia española, que ejerció como embajador en Israel y como enviado especial de la Unión Europea a Oriente Medio entre 1996 y 2003, subió al estrado visiblemente conmovido para agradecer con 'emoción personal y gratitud' este 'día inolvidable'.

'Son tantas experiencias, tantos momentos, tantos días frustrantes... como cuando la gente en las calles de Belén me decía: Señor Moratinos, ¿para cuándo la paz? y yo respondía: No perdáis la esperanza', rememoró con la voz entrecortada antes de pasar a leer un discurso escrito para, dijo, dejar de 'hablar desde el corazón'.

Consciente de los diversos intentos fallidos de paz, Moratinos abogó por dar 'otra oportunidad a las negociaciones' para que generen un acuerdo que ponga fin al que definió como 'probablemente el conflicto más desestabilizador del mundo'.

Asimismo alabó al presidente de la ANP, Mahmud Abás, subrayó la necesidad de acabar con el bloqueo israelí a Gaza y señaló al plan de paz árabe como la 'base' para un futuro acuerdo de paz en Oriente Medio.

Moratinos reconoció que hay quien ha criticado sus posiciones en el conflicto palestino-israelí por considerarlas 'parciales', lo que atribuyó a su convicción de que la paz no puede hacerse en detrimento de ninguna de las partes, sino que 'debe ser para todos'. También reiteró su apoyo a la creación de un Estado palestino y se despidió de los asistentes diciendo: 'siempre estaré con Palestina', que hizo que la sala irrumpiera en aplausos.

El pasado mayo, Moratinos recibió el mismo reconocimiento de la Universidad Ben Gurión del Neguev, en la ciudad israelí de Beer Sheva.

Moratinos lleva desde el pasado lunes en la que es su tercera visita a la zona en lo que va de año. Ayer se entrevistó con el presidente de la ANP, Mahmud Abás, en Ammán. Hoy tiene previsto reunirse por separado en Jerusalén con el presidente del Estado judío, Simón Peres, la jefa de la oposición, Tzipi Livni, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu para después regresar por la tarde a Madrid.

Por la mañana se reunió en la ciudad cisjordana de Ramala con su colega palestino, Riad Malki, asistente a la investidura, así como con el primer ministro de la ANP, Salam Fayad.

Horas antes había mantenido un desayuno de trabajo en un hotel de Jerusalén con su homólogo israelí, Avigdor Lieberman, con quien compareció en rueda de prensa conjunta.

Allí, Moratinos pidió el inicio 'urgente y sin condiciones previas' de las conversaciones de paz directas entre israelíes y palestinos, que deberían sustituir al actual formato indirecto con mediación de Washington iniciado el pasado mayo con una duración de cuatro meses.