Público
Público

Moratinos respalda el plan de paz egipcio

El ministro inicia una gira por Oriente Próximo para apoyar una iniciativa ignorada por israelíes y palestinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La comunidad internacional busca nuevas fórmulas y mediadores para lograr un alto el fuego entre Israel y Hamás. La propuesta sigue siendo la misma: el plan egipcio. Un proyecto ignorado previamente por el Gobierno israelí y Hamás pero con el que insiste la comunidad internacional. Tras el fracaso de la primera intentona se prueba de nuevo con el apoyo de las diplomacias francesa y española.

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, inició ayer en Egipto una gira de tres días por la zona para 'respaldar el plan egipcio apoyado por Francia'.

Moratinos se refería a la búsqueda de un alto el fuego 'lo más pronto posible' para después aplicar otras fases como el paso de ayuda humanitaria y el control del tráfico de armas entre Egipto y Gaza.

El ministro también mostró el compromiso de España para financiar la reconstrucción de Gaza una vez acabada la ofensiva israelí. Moratinos apoyó la celebración de una conferencia para la reconstrucción. 'Ya hemos hecho esfuerzos económicos en Gaza y los volveremos a hacer'. En caso de consolidarse un alto el fuego, España aportaría observadores para los pasos fronterizos.

La gira del titular de Exteriores le llevará también a Siria, Cisjordania e Israel. Queda por ver qué recibimiento dan las autoridades israelíes a la misión diplomática española tras las multitudinarias manifestaciones del pasado fin de semana en varias ciudades españolas y el discurso del domingo del presidente del Gobierno en el que exigió a Israel 'un alto el fuego inmediato'. Moratinos afirmó que la posición del Gobierno siempre ha sido la misma y que transmitirá a los dirigentes israelíes la petición de alto el fuego.

El plan de paz egipcio recoge el final de las operaciones militares de Israel en Gaza y el cese del lanzamiento de cohetes por parte de Hamás. A un alto el fuego temporal, debería seguir uno permanente. El siguiente paso sería la apertura de los pasos fronterizos para la entrada de ayuda humanitaria y el fin del contrabando, armas incluidas, por los túneles que unen Egipto con Gaza.

La Autoridad Nacional Palestina volvería a participar en la gestión de estos pasos.

Hamás ha rechazado el plan de Egipto al considerar que se debería dar prioridad al levantamiento del bloqueo contra Gaza y la apertura de los pasos. Algo que los islamistas podrían vender como un éxito a la hora de firmar el cese de las hostilidades.

Tras el primer fracaso de la mediación egipcia, Nicolas Sarkozy, el presidente francés, buscó un nuevo interlocutor para tratar con Hamás. Entonces se fijó en Damasco, donde el líder del grupo islamista, Khaled Meshal, vive exiliado.

Aunque la Unión Europea rechaza mantener conversaciones directas con Hamás, pretende que sean los sirios los que ejerzan de mediadores. Después podrían volver con algo que ofrecer a los israelíes en El Cairo. Las previsiones más optimistas apuntan a mañana, coincidiendo con la visita del secretario general de Naciones Unidas a la zona, como la fecha más temprana para el acuerdo.