Publicado: 21.01.2014 15:23 |Actualizado: 21.01.2014 15:23

Moscú acusa a Occidente de "estimular" las protestas en Kiev

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, asegura que las acciones de los manifestantes contradicen todas las normas de conducta europeas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha reclamado este martes a los gobiernos de países europeos que no interfieran en la crisis de Ucrania para no empeorar aún más la situación y que el país no quede fuera de control.

"Tenemos información de que los desórdenes en gran medida se estimulan desde el extranjero", dijo Lavrov, que apuntó que los instigadores no tienen en cuenta los intereses de la propia oposición e "intentan provocar violencia". Rusia, agregó, preferiría que algunos europeos tuviera una actitud más cautelosa frente a la crisis ucraniana y recordó que varios miembros de gobiernos europeos han participado en Kiev en manifestaciones contra las autoridades de un país con el que mantienen relaciones diplomáticas. "Esto es simplemente indecoroso", subrayó.  

"Preferiríamos que algunos de nuestros colegas europeos se abstengan de actuar de manera brusca en relación a la crisis de Ucrania, cuando, sin ningún tipo de invitación, algunos gobiernos europeos que corren hacia la plaza de la Independencia, para participar en manifestaciones antigubernamentales en un país con el que el tienen relaciones diplomáticas", remarcó durante una rueda de prensa en Moscú.

Según Lavrov, las acciones de los manifestantes opositores en la capital ucrania se contradicen con todas la normas de conducta europeas. "La toma del Ayuntamiento, de edificios gubernamentales... Imagínense que esto hubiese ocurrido en cualquier país de la Unión Europea. ¿Sería posible? Nunca lo permitirían", sentenció.

El titular de Exteriores manifestó que cuando en países de la Unión Europea se producen disturbios como los que se han visto estos días en Kiev "nadie cuestiona la necesidad de adoptar medidas severas para poner fin a la violencia y a los desórdenes". Destacó que "los llamamientos a la cordura que formulan algunos líderes de la oposición, en particular Vitali Klitschkó, muestran que la situación (en Ucrania) se sale de control".

Ante ello, Lavrov defendió que su Gobierno hará todo por "ayudar a estabilizar la situación" en el vecino país. "No quisiera hablar acerca de declaraciones provocadoras sobre una división de Ucrania. Haremos todo por ayudar a impedirla, por ayudar a estabilizar la situación", dijo el jefe de la diplomacia rusa en rueda de prensa. A la pregunta de si Rusia está dispuesta a mediar en la crisis ucraniana, Lavrov contestó: "En un solo caso: si nos lo solicitan". "Pero entiendo que (las autoridades ucranianas) no necesitan esa ayuda: actualmente hay contactos directos entre el presidente, el Gobierno y la oposición", agregó.