Público
Público

Muere, a los 77 años, el disidente cubano Gutiérrez Menoyo

El excomandante de la Revolución y posterior opositor a Fidel, de origen español, falleció en un hospital de La Habana a causa de una enfermedad coronaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Eloy Gutiérrez Menoyo, el comandante de la revolución cubana que se enfrentó a Fidel Castro y se convirtió en uno de sus opositores, falleció hoy en un hospital de La Habana a los 77 años a consecuencia del aneurisma que padecía.

Gutiérrez Menoyo sufría una 'enfermedad coronaria muy complicada con dos aneurismas que comprometían mucho su salud', explicó hoy a Efe Flor Torres, la compañera sentimental del disidente. 'Falleció muy tranquilo, en su cama' del hospital Hermanos Ameijeiras de la capital cubana donde se encontraba ingresado para hacerse exámenes médicos, según Torres. Enfermo desde hace tiempo, pasó sus últimos años en La Habana 'muy tranquilo y muy querido' por sus familiares y amigos, dijo su compañera.

El cuerpo de Gutiérrez Menoyo será trasladado este viernes a la funeraria habanera de Calzada y K, donde sus allegados esperan la llegada de la hija mayor del disidente, Patricia Gutiérrez, residente en Puerto Rico -donde dirige la editorial Plaza Mayor- para proceder a la cremación de sus restos, como era la voluntad del opositor. Desde San Juan, la capital portorriqueña, la primogénita de Menoyo calificó a su padre como un 'apasionado demócrata' y aseguró que espera 'que la historia cubana sea generosa con él'.

Menoyo intentó abrir en Cuba espacios legales para la disidencia

Eloy Gutierrez Menoyo fue una de las biografías más singulares de la oposición castrista: de comandante revolucionario pasó a alzarse en armas contra Fidel Castro, paso largos años en prisión, lideró un grupo del exilio moderado en Miami y regresó a Cuba para intentar abrir espacios legales a la disidencia de forma pacífica.

Nacido en Madrid el 8 de diciembre de 1934, fue hijo de un médico antifranquista y comandante republicano en la guerra civil española, contienda en la que murió su hermano José Antonio.

Tras exiliarse en Francia, en 1948 se trasladó con su familia a Cuba, donde comenzó su participación en la vida política en 1957 contra la dictadura de Fulgencio Batista. Otro hermano suyo, Carlos, murió ese mismo año en el fracasado asalto al Palacio Presidencial en La Habana cuando los revolucionarios del Directorio Estudiantil intentaron matar al dictador.

En la lucha guerrillera contra Batista, el joven Eloy creó y mandó el II Frente Nacional del Escambray y fue uno de los guerrilleros que entró triunfante en La Habana en enero de 1959. Obtuvo la nacionalidad cubana y el grado de comandante, pero en enero de 1961, contrario a la línea marcada por Fidel Castro, abandonó Cuba en una balsa rumbo a Florida.

Hijo de un antifranquista, estuvo exiliado en Francia y, tras enemistarse con Castro, en Estados Unidos

Se unió entonces al movimiento anticastrista Alpha 66 y retornó clandestinamente a la isla para organizar un movimiento armado contra Fidel Castro, pero fue capturado, acusado de espionaje y subversión, condenado a muerte, y finalmente la pena le fue conmutada por 30 años de cárcel.

Fue liberado en 1986, tras 21 años en la cárcel, gracias a las gestiones del entonces presidente del Gobierno español Felipe González y poco después se trasladó a Miami donde fundó a principios de los noventa el grupo opositor moderado 'Cambio Cubano', defensor del diálogo con el régimen cubano para lograr una transición pacífica a la democracia en el país. Desde 1995 visitó varias veces la isla, donde incluso coincidió con Fidel Castro, con quien mantuvo una larga entrevista.

Decidió fijar su residencia en La Habana en 2003. En estos años mantuvo una discreta actividad dentro del movimiento opositor en la isla, que paulatinamente languideció hasta hacerse nula en los últimos tiempos, cuando su estado de salud se hizo cada vez más precario.

Durante años se mantuvo a la espera de que las autoridades cubanas decidieran sobre su atípica situación legal en la isla, ya que carecía de documentación cubana.

Grupos del exilio cubano de Miami (EEUU) valoraron este jueves la 'valentía' y la fidelidad a las convicciones democráticas de Gutiérrez Menoyo pese a que discreparon a menudo con él.

Saúl Sánchez, presidente del grupo Movimiento Democracia, reconoció que con frecuencia discrepó de los puntos de vista del fallecido disidente, pero dijo que no quiere menoscabar el recuerdo de un hombre que 'políticamente era un valiente' y que estuvo preso 22 años en Cuba por haberse opuesto a Fidel Castro. En 2003, el excomandante revolucionario exiliado en Miami decidió volver a la isla para intentar 'abrir un espacio político' para el cambio, lo cual 'requiere valor político, aunque fuera un poco ingenuo' de su parte, agregó.

'Luchó de acuerdo a sus principios, a los que fue fiel', opina el presidente de Movimiento Democracia

'Yo discrepaba con él en el sentido de que no se puede atacar a la oposición y decir que era una oposición vendida, como él decía. La mayor parte de la oposición son gente honrada muriéndose de hambre y luchando todos los días por el cambio en Cuba', comentó Sánchez, que también reconoció que Menoyo 'luchó de acuerdo a sus principios, a los que fue fiel'.

En Madrid, la Ejecutiva Federal del PSOE ha expresado hoy su pesar por la muerte de Eloy Gutiérrez Menoyo, con quienes los socialistas mantuvieron un contacto cercano, según han informado a Efe fuentes de este partido. El PSOE subraya que compartió con Gutiérrez Menoyo valores e ideales del socialismo democrático y dice de él que fue 'un hombre comprometido de manera radical con la mejora de las condiciones de vida de la sociedad cubana'.

'Siempre abogó por la reconciliación de toda la sociedad cubana, el diálogo, la democracia y fue un luchador por las libertades y el progreso', indica en la nota de prensa, en la que recuerda que Gutiérrez Menoyo era de origen español y que su padre fue un médico republicano afiliado al PSOE.