Publicado: 22.08.2015 11:04 |Actualizado: 22.08.2015 11:04

Muere a los 99 años la única persona en quién confiaba Mao Zedong

Wang Dongxing, mano derecha del Gran Timonel, ha fallecido esta madrugada en Pekín. Clave en la guerra civil entre comunistas y el Kuomintang y quién acabó definitivamente con la Revolución Cultural, fue el guardaespaldas de Mao durante más de 30 años

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Wang Dongxing junto a Mao.

Wang Dongxing junto a Mao.

PEKÍN.- El antiguo alto cargo del Partido Comunista de China Wang Dongxing, quien fue el máximo responsable de la seguridad del líder chino Mao Zedong entre 1947 y 1976, falleció la madrugada del viernes en Pekín a los 99 años, informó hoy el diario estatal China Daily.

Wang, nacido en la provincia suroriental de Jiangxi en enero de 1916, fue el principal guardaespaldas personal de Mao durante décadas, un cargo que compaginó en distintas épocas con el de director de las oficinas generales del Partido Comunista (PCCh) y el de jefe del Buró Central de Seguridad.

Además, tras la muerte de Mao ocupó brevemente la vicepresidencia del PCCh y fue el número cinco en la jerarquía del régimen, a finales de los 70.

El antiguo jefe de seguridad, descrito hoy por los medios oficiales chinos como "un leal guerrero del partido", se ganó el afecto de Mao durante la guerra civil entre comunistas y nacionalistas del Kuomintang, en la segunda mitad de los años 40.



Su apoyo en la guerra de guerrillas que en aquel año Mao y su mano derecha, Zhou Enlai, lideraron en las montañas de la provincia septentrional china de Shaanxi hicieron que el Gran Timonel lo considerara uno de sus más valiosos aliados, por lo que lo mantuvo en su círculo de confianza durante más de tres décadas.

Como guardaespaldas, Wang aparece en muchas fotos de época junto a Mao, quien llegó a confesar que lo necesitaba porque no confiaba en nadie. "Estoy acostumbrado a tener a Dongxing a mi lado", aseguró en una ocasión el Gran Timonel.

Detuvo a la 'banda de los cuatro'

Wang Dongxing junto a Mao.

Wang Dongxing (quinto por la izquierda) ante el cuerpo embalsamado de Mao en Tiannamen.

El diario South China Morning Post recuerda hoy que Wang también jugó un papel crucial en octubre de 1976, pocas semanas después de la muerte de Mao, cuando fue uno de los principales urdidores del golpe de Estado que derrocó a la llamada "Banda de los Cuatro" y puso con ello simbólico fin a la Revolución Cultural.

Wang Dongxing junto a Mao.


Wang estuvo a cargo de la detención de los cuatro líderes, entre los que figuraba la viuda de Mao, Jiang Qing, y convenció a un líder político más moderado, Hua Guofeng, para que tomara las riendas del régimen en ese turbulento periodo.

Hua le hizo caso, al menos hasta la llegada al poder del reformista Deng Xiaoping, histórico rival ideológico de Mao ─y de Wang─, que fue apartando progresivamente al guardaespaldas de las esferas de poder.

Wang publicó en 2010 sus memorias, en las que describió a Mao como "un hombre de grandeza poco común en la historia china y mundial", además de un personaje "con un incomparable coraje revolucionario".

La fidelidad de Wang a Mao quedó simbolizada en sus últimos años de vida, cuando, pese a su avanzada edad, no dudaba en visitar dos veces al año el Mausoleo de la Plaza de Tiananmen donde el histórico líder está embalsamado: el 9 de septiembre, por el aniversario de su muerte, y el 26 de diciembre, día de su nacimiento.