Público
Público

Muere el ex general Chitac, represor en la revolución rumana

Condenado en 1999 a 15 años por participar en la represión de una manifestación contra el régimen comunista, vivió los últimos años entre la prisión y el hospital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex general rumano Mihai Chitac, condenado por la sangrienta represión contra los manifestantes en la revolución de 1989, falleció hoy en Bucarest a los 82 años aquejado de varias dolencias, informó el abogado de la familia.

Chitac fue condenado en 1999 a 15 años de cárcel por participar al lado de otros generales en la represión de la manifestación contra el régimen comunista del 16 de diciembre de 1989 en la ciudad de Timisoara, en el noroeste de Rumanía.

Tras la revolución, Chitac fue nombrado ministro del Interior en el primer Gobierno posrrevolucionario

La condena, acompañada por la degradación como general, fue confirmada por la Justicia en 2008.

Estas protestas, que encendieron la mecha de la revolución que derrocaría al dictador Nicolae Ceausescu, se saldaron con 72 muertos y varios centenares de heridos, al abrir fuego el Ejército contra el pueblo sublevado.

Desde su condena, Chitac ha vivido entre la cárcel y el hospital, donde murió hoy por problemas cardiacos y varios tumores cerebrales.

Tras la revolución, Chitac fue nombrado ministro del Interior en el primer Gobierno posrevolucionario.

Fue cesado en abril de 1990 por la dura represión contra los estudiantes que se manifestaban contra el Gobierno en Bucarest.

La revolución de 1989 se saldó con cerca de un millar de muertos y acabó con la ejecución de Ceausescu y su esposa, Elena, el día de Navidad de 1989.