Público
Público

Muere el expresidente argelino Chadli Benyedid

Está considerado como el padre de la democracia en el país magrebí, ya que durante su mandato se autorizaron los partidos políticos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente argelino Chadli Benyedid ha fallecido este sábado a la edad de 83 años tras una larga enfermedad, según ha anunciado una fuente oficial. El expresidente, que había dejado el poder en enero de 1992, había sido ingresado en un hospital militar hace tres días en estado de coma profundo, según han confirmado a Efe fuentes médicas.

Nacido en 1929 en Sebaa, en la provincia de El Tarf, en el extremo este del país, Benyedid fue uno de los dirigentes de la guerra de Argelia contra la colonización francesa: en 1954 se alistó en las fuerzas de la revolución. En el seno del Ejército de Liberación Nacional (ELN), brazo armado del Frente de Liberación Nacional, (FLN) ascendió rápidamente hasta ser nombrado comandante en jefe.

Tras el acceso de Argelia a la independencia, en 1962, prosiguió su carrera militar y en 1969 fue promovido al grado de coronel. El 7 de febrero de 1979 constituyó un punto de inflexión en su vida, ya que se convirtió en el tercer presidente de Argelia tras la muerte de su predecesor, Huari Bumedian.

Benyedid ha sido considerado como el padre de la democracia argelina, al abrir la puerta del país al multipartidismo. Tras la revolución popular del 5 de octubre de 1988, que se saldó con cientos de muertos y heridos, el presidente decidió emprender una serie de reformas políticas a través de un referéndum que desembocaron, en febrero de 1989, en la autorización de los partidos políticos, abriendo el camino a la libertad de expresión por primera vez en el país magrebí.

La experiencia tuvo un abrupto cambio de rumbo a causa de la emergencia del islamismo radical, lo que hizo que Benyedid declarara el estado de emergencia en junio de 1991. Seis meses después, el Frente Islámico de Salvación (FIS, prohibido entonces) se hizo con la mayoría en la primera ronda de las elecciones legislativas, por lo que el Ejército decidió parar el proceso y anular la segunda ronda del escrutinio para 'salvaguardar la República'.

En enero de 1992, Benyedid disolvió el Parlamento antes de finalizar su tercer mandato como presidente. Según la versión oficial, Benyedid dimitió a iniciativa propia, pero fuentes militares filtraron que altos cargos del Ejército le 'forzaron' a hacerlo. El país vive ahora una espiral de violencia que dura ya 20 años y que ha causado 200.000 muertos y daños por mas de 20.000 millones de dólares. Desde su dimisión, el expresidente llevó una vida retirada y sólo compareció en público en raras ocasiones.