Público
Público

Muere uno de los heridos en los disturbios del lunes en Londres

Richard Mannington Bowes recibió una paliza al tratar de sofocar un incendio en Ealing. Hay un sospechoso detenido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Richard Mannington Bowes se ha convertido esta noche en la quinta víctima de los disturbios que han asolado Reino Unido durante cuatro días seguidos y que se ha saldado, por el momento, con casi un millar de detenidos. 

Bowes, de 68 años, ha fallecido en el hospital, donde ingresó en estado crítico el pasado lunes, cuando recibió una paliza al intentar extinguir un incendio en Ealing, al oeste de Londres. La Policía Metropolitana de Londres ha detenido a un joven de 22 años como principal sospechoso.

La muerte de Bowes se produce después de otra noche de calma en Inglaterra, sobre todo después del duro mensaje lanzado ayer jueves por el primer ministro británico, David Cameron, que no descartó el uso del Ejército ni limitar la libertad de expresión, especialmente a través de las redes sociales.

Además, Cameron volvió a insistir en culpar a la juventud británica de provocar los disturbios porque 'crecen sin saber la diferencia entre el bien y el mal'. Y les advirtió: 'Os vamos a perseguir, a encontrar y a condenar'.  

Esa amenaza comienza a ser una realidad. Scotland Yard ya ha detenido a 922 personas, de los que la mitad son menores de edad. Esta masiva oleada de arrestos ha provocado que los tribunales británicos estén desbordados. Entre los detenidos están una niña de 11 años y el supuesto agresor del joven que fue atracado justo después de que le partieran la mandíbula.