Público
Público

Muere otra mujer de 25 años a consecuencia de la tragedia del 'Loveparade'

Ascienden a 21 las víctimas mortales. Las autoridades estatales responsabilizan a los organizadores 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una mujer de 25 años ha muerto esta madrugada a consecuencia de las heridas sufridas durante la avalancha que se produjo el pasado sábado en la celebración del 'Loveparade' en Alemania, según informó la Fiscalía de Duisburgo.

Con ella, ascienden a 21 los fallecidos en la tragedia ocurrida en la citada ciudad, al oeste de Alemania, y en la que han muerto dos jóvenes españolas . La nueva víctima, que falleció en la madrugada del martes al miércoles, es una mujer de 25 años procedente de Heilignhaus, cerca de Essen (Renania del Norte-Westfalia).

Las autoridades del estado de Renania del Norte-Westfalia ha responsabilizado a los organizadores del 'Loveparade' de la tragedia al haberse producido en el interior del recinto autorizado para la multitudinaria fiesta.

'La responsabilidad era los organizadores, por entrar en sus competencias lo relativo a los accesos al recinto', ha indicado el ministro de Interior regional, Ralf Jäger, que se ha remitido a los informes de la policía y la fiscalía, según los cuales además la organización no se sujetó a las instrucciones prescritas.

Según publica el diario alemán Süddeutsche Zeitung, el principal organizador del evento, Rainer Schaller habría mentido a las autoriades de Duisburgo al garantizar que había seguido todas las instruciones de seguridad. Esta fuente afirma que Schaller engañó al explicar cómo accederían al recinto los cientos de miles de visitantes que se esperaban.

Schaller, en cambio, responsabilizó principalmente a la policía de Duisburgo de los errores que condujeron a la tragedia.

El alcalde de Duisburgo, Adolf Sauerland, de la Unión Cristianodemócrata (CDU), no acudirá al funeral por las víctimas de la tragedia, según publica el diario Rheinische Post. El periódico, que cita un portavoz del Ayuntamiento, asegura que el regidor alemán 'no quiere herir los sentimientos de los familiares con su presencia'.