Publicado: 31.10.2014 16:02 |Actualizado: 31.10.2014 16:02

Muere el principal acusado de la tragedia de Bhopal sin haber ido a la cárcel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ejecutivo estadounidense Warren Anderson, presidente de la empresa cuya filial india causó el mayor desastre industrial de la historia en Bhopal, falleció sin haber ido a prisión, informaron hoy a Efe fuentes de asociaciones de víctimas.

Aunque la muerte del entonces directivo de Union Carbide se produjo hace casi un mes, el 29 de septiembre en Florida (EEUU) a los 92 años, "se ha ocultado hasta ahora", dijo el representante de la organización Toxics Watch Alliance (TWA), Gopal Krishna. "No está claro cómo murió, pero si no había transcendido su muerte, es porque no han querido ni su familia ni el Gobierno americano", aseguró Krishna.

Este portavoz de la organización no gubernamental afirmó que pese al fallecimiento de Anderson, "el proceso judicial sigue adelante", ya que están pendientes juicios en la India, en Estados Unidos y en Hong Kong, sede de una de las compañías del grupo empresarial acusado de la tragedia del 3 de diciembre de 1984.

El responsable de otra de estas asociaciones, Balkrishna Namdeo, declaró a Efe que el empresario era "el principal acusado" por el escape tóxico de una fábrica de pesticidas que según datos oficiales causó más de 5.000 muertos, 35.000 inválidos y medio millón de heridos.

Namdeo, de la organización Bhopal Gas Peedit Nirashrit Pensionbhogi Sangharsh Morcha, afirmó que "el Gobierno norteamericano ha querido esconderlo, pero la lucha contra la compañía continúa" por parte de las víctimas.

Varias agrupaciones de afectados, en un comunicado conjunto, lamentaron que el acusado nunca fuera a prisión y culparon de ello a los gobiernos estadounidense e indio, pese a que fue detenido tras el accidente bajo cargos como el de homicidio por el desastre ocurrido en esta ciudad del estado central de Madhya Pradesh.

El ejecutivo quedó en libertad bajo fianza y huyó a Estados Unidos, pero la petición de extradición por parte de la India nunca obtuvo respuesta desde su país. Aunque llegó a ser condenado por negligencia junto a otros responsables de la planta, pero no por homicidio, nunca llegó a aparecer en un juzgado, ya que estaba prófugo, ni ingresó en prisión.

Un grupo de víctimas y familiares suyos se concentraron ante la fabrica abandonada en Bhopal, con fotografías de los fallecidos y mensajes de condena "ante la protección ofrecida por el Gobierno de Estados Unidos y la negligencia del Gobierno indio", según la nota. Los representantes de Dow Chemicals, empresa que en 1999 compró Union Carbide, están citados el 12 de noviembre en un juzgado de Bhopal.