Publicado: 17.08.2014 14:47 |Actualizado: 17.08.2014 14:47

Mueren 49 personas, 31 de ellas yihadistas, en bombardeos del régimen sirio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 49 personas, entre ellas 31 integrantes del grupo yihadista Estado Islámico (EI), murieron este domingo en bombardeos de la aviación siria contra más de 20 lugares en la provincia de Al Raqa, en el norte del país, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los ataques fueron lanzados en la ciudad de Al Raqa, capital de la provincia, y Al Tabaqa, contra edificios que en su momento fueron gubernamentales y que el EI reconvirtió en sedes de su propiedad.

Entre ellos destacan la antigua sede la Justicia militar, la de la Inteligencia siria y varios edificios cercanos a la sede de la Gobernación y al Hospital Nacional.

Asimismo, la aviación del régimen de Bachar al Asad lanzó una decena de ofensivas aéreas contra posiciones de los yihadistas en distintas localidades de la provincia de Alepo, como Al Sumairia, Al Bab y Ajtarin.

El OSDH, que documenta el conflicto sirio desde su inicio en marzo de 2011, informó hoy también de que al menos 20 soldados sirios y combatientes afines murieron en las últimas horas en un ataque con explosivos en la localidad de Daraya, en la periferia oeste de Damasco.

La fuente señaló, además, que los combatientes del EI expulsaron a varios ciudadanos de las poblaciones de Al Hamediya, Al Salhiya, Al Uyun y Arshaf, ubicadas en el noreste de la provincia de Alepo, que fueron controladas hace días por este grupo yihadista.

Ayer, el OSDH informó de que el EI ha ejecutado a más de 700 personas, en su mayoría civiles, durante las últimas dos semanas en varias localidades situadas en el este de la provincia de Deir al Zur, en el noreste de Siria, limítrofe con Irak.

La organización extremista suní proclamó a finales de junio un califato en Irak y Siria, tras avanzar sobre el terreno.

Más de 171.000 personas han perdido la vida desde el inicio del conflicto en Siria hace ya más de tres años, según la ONG.