Publicado: 19.08.2015 16:44 |Actualizado: 19.08.2015 16:44

Mueren ocho militares en un atentado en el este de Turquía

Las autoridades atribuyen la explosión de un coche bomba al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Militantes kurdos acuden a luchar al norte de Irak tras responder a la llamada del PKK, en una imagen de archivo. REUTERS

Militantes kurdos acuden a luchar al norte de Irak tras responder a la llamada del PKK, en una imagen de archivo. REUTERS

ESTAMBUL.-Ocho soldados turcos han muerto este miércoles en un atentado atribuido al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el este de Turquía, según informó la televisión CNNTürk.

Los uniformados murieron por la explosión de una bomba al paso de un convoy de vehículos militares en una carretera de la región de Sirvan, en la provincia suroriental de Siirt.



Numerosas ambulancias de localidades cercanas se han dirigido al lugar del atentado, que también ha causado un número indeterminado de soldados heridos.

El Ejército ha lanzado una operación para dar con los responsables del ataque.

Mientras tanto, en Estambul, dos personas han sido detenidas después de lanzar una granada de mano y disparar contra la garita policial situada a entrada del palacio Dolmabahçe, en la parte europea de la ciudad, aunque ningún grupo armado ha reivindicado esta acción en la que no ha habido heridos.

El PKK declara la independencia en una provincia turca

Ankara está actualmente inmersa en una "doble ofensiva antiterrorista", según el Gobierno contra el yihadista Estado Islámico (EI) en Siria, que ha realizado un llamamiento para conquistar Estambul y contra los guerrilleros kurdos del PKK en el sureste de Turquía y el norte de Irak, como consecuencia de una oleada de atentados en la segunda mitad de julio. El Gobierno de Recep Tayyip Erdogan decidió combatir con bombardeos aéreos al EI, tras negarse inicialmente a esta operación de Estados Unidos.

Sin embargo, hasta ahora los ataques aéreos turcos se han centrado en la guerrilla kurda, que posteriormente ha puesto fin a un alto el fuego unilateral de dos años y ha lanzado numerosos atentados contra las fuerzas de seguridad en represalia por los bombardeos.

La guerrilla, por su parte,  ha declarado este martes la independencia de una región autónoma en la provincia turca de Tunceli (este), estableciendo puestos de control en la carretera principal, según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw.

Cerca de medio centenar de miembros de las fuerzas de seguridad turcas han muerto por atentados y ataques del PKK desde el 20 de julio.