Publicado: 02.11.2016 12:37 |Actualizado: 02.11.2016 16:47

Mueren dos policías en dos ataques separados en Iowa

Los agentes fueron disparados cuando se encontraban dentro de sus coches patrulla. Hay un sospechoso detenido.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Varios policías inspeccionan la zona de uno de los ataques.- REUTERS

Varios policías inspeccionan la zona de uno de los ataques.- REUTERS

WASHINGTON.- Dos agentes de policía han sido asesinados en la madrugrada de este miércoles, en ataques "por sorpresa" cuando se encontraban en sus vehículos, en dos incidentes separados en Des Moines (Iowa), en el centro de EEUU, según han informado medios locales. La Policía ha detenido a un sospechoso horas después de los crímenes. 

Uno de los policías fue encontrado muerto alrededor de las 01.00 hora local (07.00 GMT) en Urbendale, un suburbio de Des Moines, mientras que el segundo cuerpo fue hallado media hora después, en un área cercana en la ciudad, capital del estado de Iowa, según el canal NBC.



"No parece que haya ninguna relación entre estos agentes y quien sea el cobarde que les disparó, lo hizo cuando ellos estaban en sus coches", dijo el sargento Paul Parizek, portavoz de la policía de Des Moines, en una conferencia de prensa, según The New York Times. El portavoz añadió que investigan los ataques, sin que por el momento se conozcan detalles sobre la autoría y las causas de los mismos

Horas después, la Policía informaba de la detención sin percances de un sospechoso, un hombre blanco de 46 años procedente de Urbandale e identificado como Scott Michael Greene. Según información judicial obtenida por el diario local Des Moines Register el sospechoso tiene varios incidentes en su historial, incluidos resistencia a la autoridad para el registro de armas y amenaza de muerte a un hombre en un aparcamiento.

La campaña de la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, ha cancelado un evento para movilizar el voto que tenía previsto con el candidato a vicepresidente, Tim Kaine, el expresidente Bill Clinton y el cantante Ben Harper en un club social de Des Moines "debido al trágico suceso".

En julio pasado, EEUU vivió varios ataques contra policías en aparente represalia por los casos de violencia policial contra ciudadanos negros. Uno de esos ataques se produjo en Dallas (Texas), donde un exmilitar negro mató a cinco policías, mientras que en Baton Rouge (Luisiana) un exmarine planeó una emboscada contra la policía local y mató a tres agentes.