Publicado: 31.08.2015 17:17 |Actualizado: 31.08.2015 20:44

Un muerto y decenas de heridos en los enfrentamientos frente al Parlamento de Kiev

Nacionalistas radicales, que protestan contra la aprobación de una reforma constitucional sobre la descentralización de Ucrania, lanzan varios artefactos explosivos

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:
Varios agentes retiran a un compañero herido durante los enfrentamientos en Kiev. - REUTERS

Varios agentes retiran a un compañero herido durante los enfrentamientos en Kiev. - REUTERS

KIEV.- Al menos una persona ha muerto y 90 han resultado heridas, en su mayoría soldados y guardias nacionales, por la explosión de varios artefactos frente al Parlamento de Ucrania, donde se había congregado este lunes una multitud de manifestantes nacionalistas radicales.



Testigos de estos incidentes citados por la agencia Reuters han asegurado que los manifestantes han lanzado al menos una granada en la zona, si bien la confusión imperante ha retrasado los primeros balances de víctimas. El ministro del Interior ucraniano, Arsen Avakov, ha confirmado en Twitter el fallecimiento de al menos una persona, un guardia nacional de 24 años. El titular de Interior confirmó asimismo que casi la totalidad de los heridos, entre los se encuentran dos periodistas, fue a causa de la explosión de la granada lanzada por un nacionalista radical que ya fue detenido por la policía.

Un asesor del Ministerio, Anton Gerashchenko, ha asegurado además que los manifestantes no sólo utilizaron granadas, sino también armas de fuego, informa el periódico local Kyiv Post. El guardia fallecido sufrió una herida mortal en el corazón, ha añadido Gerashchenko, que también es diputado. Tras esta violencia, el ministro se ha dirigido a través de las redes sociales al líder del partido nacionalista Svoboda (Libertad), Oleh Tiahnibok. "Dime, ¿en qué se diferencia Svoboda de los vándalos que han tiroteado a un guardia nacional?", ha preguntado.

El ataque se produjo durante enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes radicales que protestaban por la aprobación en primera lectura de una reforma constitucional para descentralizar el país. La descentralización es uno de los puntos de los acuerdos de Minsk para el arreglo del conflicto en las regiones orientales ucranianas de Donetsk y Lugansk.

Los radicales, que se concentraron junto a la Rada a primera hora de la mañana, protestaban por una disposición transitoria sobre un "régimen especial de autogobierno en determinadas zonas de las regiones de Donetsk y Lugansk" contenida en las enmiendas. Según los nacionalistas, esa disposición abre la puerta a la desintegración de Ucrania. Aunque las enmiendas, propuestas por el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, no incluyen la concesión de un estatus especial a las zonas controladas por las milicias separatistas prorrusas, los sectores nacionalistas las consideran una concesión inadmisible a los separatistas.

Cambio constitucional

Mientras, en el interior del Parlamento, los diputados ucranianos han votado a favor de cambiar la Constitución para dar a las regiones del este un estatus especial que espera mitigue su deriva separatista, pero las divisiones entre los parlamentarios pro occidentales han sugerido que queda un duro camino para que se convierta en ley. En una agitada sesión, un total de 265 diputados han votado a favor en primera lectura de la ley de "descentralización", respaldada por el bloque político del presidente Poroshenko y su gobierno, 39 votos más de los necesarios para salir adelante.

El diputado Maksim Burbak, del gobernante Frente Popular, ha destacado que el cambio permitirá añadir "presión" a Rusia para que los rebeldes cumplan los puntos básicos del acuerdo de Minsk. "Tenemos que apoyar a la coalición internacional anti Putin", ha dicho Yuri Lutsenko, del bloque de Poroshenko. Pero muchos aliados de la coalición, incluida la exprimera ministra Yulia Timoshenko, se han pronunciado contra los cambios y queda la duda de si Poroshenko será capaz de lograr los 300 votos necesarios para sacarlo adelante en segunda y última lectura este año.

"Esto no es el camino hacia la paz, sino hacia la descentralización. Es un proceso diametralmente opuesto en el que perdemos territorio", ha advertido Timoshenko. En la misma línea, el líder del Partido Radical, Oleh Liashko, ha lamentado que se dé vía libre a Putin para "destruir Ucrania".