Público
Público

Los muertos ante la embajada israelí en el Cairo fallecieron por disparos

Las fuerzas egipcias disolvieron a los miles de manifestantes que asaltaron la embajada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las tres personas que fallecieron en los disturbios de este fin de semana ante la Embajada israelí en El Cairo murieron a causa de disparos, según los estudios forenses, si bien en un inicio se informó de que al menos una sufrió un ataque cardiaco.

Una fuente del servicio egipcio de Medicina Forense aseguró a la agencia oficial de noticias MENA que se encontró una bala en una de las víctimas, mientras que en los otros dos casos los proyectiles atravesaron los cuerpos.

Desde el viernes pasado, cuando se iniciaron los incidentes, la agencia oficial señaló que una de las personas murió por un ataque al corazón y no pudo precisar las causas de las otras dos muertes.

Por el momento, los forenses siguen investigando las circunstancias de los fallecimientos y entregarán el informe completo a la Fiscalía en unos días. Una vez culminadas las autopsias, los cadáveres serán entregados a los familiares para que procedan a su entierro, agregó la fuente.

Miles de manifestantes acudieron el pasado viernes frente a la Legación israelí en El Cairo para protestar por la reciente muerte de soldados egipcios en la frontera y reclamar el fin de las relaciones diplomáticas.

Los choques entre los manifestantes y las fuerzas del orden desplegadas se saldaron con los citados tres muertos y con un millar de heridos, que fueron trasladados a diferentes hospitales o tratados en el lugar tras sufrir contusiones y principios de asfixia por el efecto de los gases lacrimógenos.

El muro que protegía el edificio donde se encuentra la Embajada fue derribado y los manifestantes lograron cambiar la bandera israelí por una egipcia, ingresar en otros pisos cercanos a las dependencias diplomáticas y lanzar papeles desde las alturas.

Además, seis israelíes fueron rescatados por un comando especial egipcio y el embajador israelí en Egipto, Yitzhak Levanon, abandonó el país, lo que puso en jaque las relaciones entre ambos países.