Público
Público

Dos muertos en Ucrania en un atentado empañan la celebración del aniversario de Maidan

Miles de personas marchan por el centro de Kiev para celebrar el triunfo de la revolución y el derrocamiento del presidente Yanukóvich hace un año, mientras se mantiene la tensión en el este del país con los separatistas prorrusos.

Publicidad
Media: 1
Votos: 4
Comentarios:

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, con el presidente alemán Joachim Gauck, el del Consejo Europeo, Donald Tusk , y la de Lituania, Dalia Grybauskaite, durante la Marcha de la Dignidad, en Kiev, en el primer aniversario de la destitución de Victor Yanukovich tras las revueltas del Maidan. EFE/EPA/SERGEY DOLZHENKO

KIEV.-  Dos personas murieron hoy en la ciudad de Járkov, en el este de Ucrania, en una explosión durante la marcha para conmemorar el primer aniversario de la revolución que derrocó hace justo hoy un año al expresidente Víktor Yanukóvich, según datos actualizados del Ministerio de Interior ucraniano.

"Un artefacto explosivo se activó en medio de la multitud junto a la estación de metro 'Mariscal Zhúkov'. En la explosión resultaron heridas unas quince personas, incluidos cinco policías. Dos personas murieron en el acto, entre ellas un policía", señala un comunicado de la cartera.

Anteriormente, la Fiscalía ucraniana había informado de tres muertos en el atentado. Las autoridades municipales informaron a su vez de diez heridos hospitalizados, entre ellos dos adolescentes de 15 años de edad, uno de los cuales entró en coma tras sufrir un traumatismo craneoencefálico muy grave.

Kiev anunció el inicio de una operación antiterrorista en la ciudad, mientras que el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), informó enseguida de la detención de cuatro individuos que según las autoridades ucranianas preparaban una serie de atentados en Járkov.

Poco antes, el propio SBU informó de la detención de los sospechosos del ataque contra la marcha, aunque no aclaró si se trata del mismo grupo.

Dos altos cargos de los servicios de inteligencia aseguraron que los detenidos, a los que se les incautó un lanzagranadas, estaban preparando sendos atentados contra un centro comercial y un centro de voluntarios que ayudan a las fuerzas ucranianas que combaten en las regiones separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk.

Járkov, la ciudad más importante del este rusoparlante de Ucrania por sus casi 1,5 millones de habitantes, se convirtió a mediados de abril del año pasado en escenario de manifestaciones prorrusas al mismo tiempo que las capitales de las regiones vecinas de Donetsk y Lugansk.

Un niño, sobre los hombros de un adulto, sostiene una pancarta en la que se lee 'Ucrania en Europa', durante la llamada Marcha de la Dignidad, para celebrar el aniversario del levantamiento de la plaza de Maidan, en Kiev. REUTERS/Valentyn Ogirenko

El atentado coincidió con el inicio en Kiev de la llamada Marcha de la Dignidad para conmemorar el triunfo de la revolución del Maidán y la llegada al poder de las nuevas autoridades prooccidentales. Las celebraciones, que quedaron empañadas por las víctimas del atentado, se desarrollaron mientras la autoridades de Kiev tienen los ojos puestos en el este del país y con temor a una ofensiva prorrusa contra el puerto de Mariúpol.

La llamada "Marcha de la Dignidad" recorrió los principales escenarios de las protestas para terminar en la Plaza de la Independencia, el Maidán, donde tuvo lugar una plegaria por la paz, también ensombrecida por un atentado registrado en la ciudad de Járkov, en el este del país pero leal a Kiev.

El presidente Petró Poroshenko encabezó la marcha acompañado por miembros de su Gobierno y una decena de líderes europeos, entre ellos el presidente alemán, Joachim Gauck, y el del Consejo de Europa, Donald Tusk.

En medio de un mar de banderas y pancartas, los manifestantes marcharon coreando eslóganes como "Gloria a Ucrania" o "Ucrania es Europa", mientras desde el escenario en el Maidán sonaban el himno nacional y la "Oda a la Alegría", himno europeo.

Un hombre coloca en el suelo una vela, junto a las cruces que recuerdan a los muertos en la plaza de Maida, en Kiev, en las revueltas contra el el régimen de Víctor Yanukovich. REUTERS/David W Cerny

Hace hoy año, el 22 de febrero de 2014, el Parlamento de Ucrania destituyó a Yanukóvich, que la madrugada anterior había huido de Kiev después de que los sectores más radicales de la oposición no aceptaran el acuerdo de compromiso que se había firmado un día antes y que contemplaba, entre otras cosas, elecciones anticipadas.