Publicado: 01.01.2016 21:48 |Actualizado: 01.01.2016 21:48

Dos muertos y siete heridos en un tiroteo contra un pub de Tel Aviv

El presunto atacante es un árabe de la Galilea cuya identidad es conocida por los servicios de seguridad gracias a la identificación que facilitó su propio padre

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
Agentes de policía israelíes permanecen en el lugar donde se ha producido un tiroteo en Tel Aviv, en el que dos personas resultaron muertas y otras siete heridas. EFE/TOMER APPELBAUM

Una joven de 19 años ha sido condenada a 200 latigazos y 6 meses de cárcel: contó a la prensa que había sido violada por siete hombres. Wikimedia Commons

JERUSALÉN.- Dos personas resultaron muertas y otras siete heridas en el tiroteo que tuvo lugar este viernes en un céntrico pub de Tel Aviv. Dos de los heridos han sido ingresados en estado crítico en hospitales de la ciudad, según el portavoz del servicio de emergencia, Zaki Heller.

El suceso ocurrió en la popular calle Dizengof, en pleno centro, cuando un atacante armado disparó con un subfusil automático a los clientes, en un momento en el que el establecimiento estaba repleto de gente por ser el primer día del fin de semana local y Año Nuevo.

Testigos relataron que el atacante era de grandes proporciones físicas, vestía un guardapolvo gris e iba enmascarado con lo que parecía un pasamontañas. Aproximadamente a las 14.45 locales (12.45 GMT) abrió fuego contra los clientes en general, y no contra ninguna persona en particular, lo que induce a la Policía a pensar que pueda tratarse de un ataque terrorista y no de un ajuste de cuentas entre mafiosos.



Uno de los testigos declaró a los agentes que hizo una decena de disparos, uno a uno, con un fusil AK-47 Kalashnikov. Sin embargo, las imágenes de una cámara del propio local muestran con claridad que no se trata de ese arma sino de otra automática más corta, posiblemente una mini-Uzi o Karl Gustav. En total, los investigadores dicen que se efectuaron alrededor de 30 tiros en el ataque, y que apuntaban a la parte alta del cuerpo, quizás a la cabeza.

El presunto atacante es un árabe de la Galilea cuya identidad es conocida por los servicios de seguridad gracias a la identificación que facilitó su propio padre. La identidad del individuo está bajo secreto de sumario, pero los medios locales han difundido imágenes de la cámara de un pequeño ultramarinos en las que se le distingue con bastante claridad.

Fue de esas imágenes de las que fue reconocido por su propio padre, quien llamó a la policía para explicar de quién se trataba, informó el Canal 10 de la televisión israelí. Se trata de un varón de 29 años natural de la zona de Wadi Ara, en la Galilea inferior.

A decir de este medio, el arma con el que perpetró el ataque era de su padre, que trabajaba de vigilante, y al que se la cogió de la caja fuerte de su casa.

Los medios sugieren que el árabeisraelí, nombre por el que en Israel son conocidos los palestinos con nacionalidad, a diferencia de los de Cisjordania o Gaza, ha pasado un proceso de radicalización que le llevó a cometer el ataque, valoración que deducen del Corán que hallaron en el bolso que dejó en el ultramarinos y del expediente delictivo nacionalista que tenía acumulado.

Los comentaristas se han sorprendido de su destreza en el uso de un arma automática como para disparar una treintena de balas y cambiar cargador, así como de la sangre fía que expone a lo largo de todo el ataque.

El Canal 10 de la televisión agregó que un primo del sospechoso murió hace diez años en un conocido enfrentamiento con la policía, lo que pudo haber influido en su radicalización.

Agujero producido por una bala en el cristal del pub de Tel Aviv donde un desconocido abrió fugo, matando a dos personas e hiriendo a otras siete. REUTERS/Baz Ratner

Agujero producido por una bala en el cristal del pub de Tel Aviv donde un desconocido abrió fugo, matando a dos personas e hiriendo a otras siete. REUTERS/Baz Ratner

Por las calles de Tel Aviv patrullan cientos de agentes armados, incluidos de la unidad de lucha antiterrorista, apoyados por helicópteros y agentes de los servicios secretos, tratando de dar con el atacante, registrando edificio por edificio en busca del sospechoso. La búsqueda continuaba por la noche.

La policía considera que se trata de un "atentado terrorista", dijeron fuentes policiales al Canal 1, que aseguraron que la redada para capturarlo continuará hasta dar con él.

El pub atacado, donde se celebraba un cumpleaños en el momento del suceso, fue inaugurado hace varios meses y es muy popular. Más allá de la lluvia, la "ciudad que nunca duerme", como se da a conocer popularmente Tel Aviv en sus eslóganes turísticos, ha quedado completamente paralizada por el ataque, con los principales centros de ocio vacíos y hasta cerrados y sin apenas tráfico.

Etiquetas