Público
Público

La mujer, "moneda de cambio" de los políticos

En Afganistán las niñas crecen en uno de los entornos más hostiles para la mujer que existen sobre el planeta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un bebé que en este instante nace en Afganistán tiene una esperanza de vida de 43 años. Si es niña, crecerá en uno de los entornos más hostiles para la mujer que existen sobre el planeta.

Cabe esperar que no aprenda ni a leer ni a escribir, conocimientos básicos que tan sólo una de cada seis afganas domina, mientras que el 50% de la población masculina está alfabetizada. El 95% de las niñas que comienza los estudios primarios no llega a terminar secundaria.

Es probable que, siendo aún una adolescente, su familia la obligue a contraer matrimonio con un desconocido, como le ocurre a más del 70% de las afganas.

El 95% de las niñas no llega a terminar secundaria   

También es probable que sea maltratada: ocho de cada diez mujeres sufre violencia doméstica, según la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

A pesar de los importantes pasos dados tras desalojar del poder a los talibanes, ser mujer en Afganistán continúa siendo una tarea de alto riesgo. Los países donantes de ayuda para la reconstrucción exigen al Gobierno del presidente Hamid Karzai que se respeten los derechos de las mujeres.

En este juego de intereses, 'las mujeres son la moneda de cambio de la política afgana', asegura Ságar Malé, responsable de los proyectos de cooperación de ASDHA.

Sólo una de cada seis afganas sabe leer y escribir

Esta organización catalana desarrolla sobre el terreno iniciativas para apoyar a redes de mujeres que luchan por sus derechos. Según Malé, el Gobierno Karzai se afana por 'evidenciar' que crea leyes que garanticen los derechos de las mujeres.

Sin embargo, se trata de una maniobra 'para ganarse a la comunidad internacional', ya que en la práctica, los mecanismos legales existentes no tienen efectividad y no ofrecen amparo real a las afganas.