Público
Público

La mujer de Zelaya aspira a presidenta de Honduras

Xiomara Castro se enfrentará en las urnas con el general Vásquez, que derrocó a su marido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Xiomara Castro contra Romeo Vásquez. La mujer del presidente derrocado por el último golpe de Estado en América Latina contra el general que dirigió militarmente la operación. Ambos han sido proclamados candidatos para las presidenciales de 2013 en Honduras. Y ambos tienen el mismo reto: romper con el tradicional bipartidismo en el país centroamericano.

Aquí acaban las coincidencias. Las cinco corrientes internas del partido Libertad y Refundación (Libre) eligieron 'por unanimidad' a Castro, según un comunicado del expresidente Manuel Zelaya. Rasel Tomé, dirigente cercano al matrimonio, confirmó a Público la disposición de la ex primera dama para lanzarse a un ruedo electoral que hierve.

Castro alcanzó gran repercusión internacional tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009, encabezando la Resistencia. Cuando en septiembre su marido regresó por sorpresa al país para refugiarse en la Embajada de Brasil, ella siguió sus pasos. Incluso partió con Zelaya al exilio de Santo Domingo.

Vásquez, ya retirado, se mantuvo al frente del Ejército hasta la llegada al poder de Porfirio Lobo en 2010, cuando pasó a dirigir la empresa pública de telecomunicaciones. Tras la sentencia que ha absuelto a la cúpula militar, se ha puesto al frente de la reaccionaria Alianza Patriótica, movimiento que los analistas interpretan como un 'blindaje' ante futuras demandas. 'No puedo quedar durmiendo en mi casa sabiendo que la patria está atravesando momentos difíciles', afirmó Vásquez a El Heraldo.

Los precandidatos de los dos partidos tradicionales, Nacional y Liberal, litigan estos días. En el Liberal toma ventaja Mauricio Villeda, hijo de expresidente, quien competirá contra dos exministros de Zelaya. Monseñor Alfonso Santos, el obispo rojo de Copán, flirtea con la idea de lanzarse a las primarias. Y en el partido gubernamental se postulan varios de sus líderes, lo que ha provocado una grave crisis en el Gobierno.