Público
Público

Dos mujeres elegidas en las urnas tendrán un escaño en Bahréin

Ayer, cientos de bahreiníes volvieron a salir a las calles para pedir reformas y la liberación de los detenidos políticos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por primera vez en la historia de Bahréin dos mujeres tendrán su escaño en el Parlamento. Han conseguido los votos suficientes en los comicios legislativos parciales celebrados ayer en los que triunfaron los independientes, según ha informado el canal catarí Al Yazira.

Aunque ya ha habido mujeres en el Parlamento, habían sido designadas directamente por las autoridades, por lo que Ibtisam Hajres y Sumia al Yodar serán las primeras diputadas elegidas en las urnas.

Ayer, se celebró la segunda vuelta de las elecciones parlamentarias después de que el pasado 15 de febrero el partido chií Al Wefaq, el principal de la oposición, retirara a sus 18 diputados de la cámara en protesta por la represión de las autoridades de la revuelta que estalló un día antes. En esa segunda ronda de los comicios, se eligió a los representantes de las nueve circunscripciones que no fueron cubiertas durante la primera vuelta electoral, celebrada el pasado día 24.

A diferencia de la primera vuelta, en esta ocasión el régimen no ha revelado los datos de participación, aunque, a juicio de activistas, fue bastante baja y transcurrió con el boicot de los grupos de la oposición, que exigen la cancelación de las elecciones y la búsqueda de una solución a la crisis política.

Al Yazira afirma que el porcentaje más bajo de participación se registró en el cuarto distrito electoral de Manama, donde el candidato Hasán Chamtot consiguió un escaño con 148 votos de un total de 7.792 electores registrados en esta circunscripción. Unos 187.000 bahreiníes estaban llamados a las urnas para votar en las dos vueltas de las elecciones por alguno de los 55 candidatos, señala la agencia de noticias estatal bahreiní, BNA. La cámara baja bahreiní incluye cuarenta diputados, de los que la mitad es elegida por votación y la otra designada por el rey, Hamad bin Isa al Jalifa.

Según la cadena, cientos de bahreiníes ayer volvieron a salir a las calles en diferentes ciudades para pedir reformas, la liberación de los detenidos políticos y mostrar su descontento con la evolución del país.

Las protestas comenzaron en febrero y desde entonces se han producido decenas de muertes y centenares de detenciones. Ayer, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, solicitó la liberación de los presos políticos de Bahréin, donde el pasado 29 de septiembre un tribunal militar encarceló a 20 médicos que atendieron a víctimas de la represión militar y condenó a muerte a un manifestante acusado de asesinar a un policía, participando en actos de protesta 'con fines terroristas'.