Público
Público

"Estamos en el mundo más peligroso que hemos conocido hasta ahora"

El Jefe del Estado Mayor de Defensa (JEMAD), Fernando García Sánchez, cree que los tres grandes riesgos a los que se enfrenta la sociedad actual son "los fundamentalismos, los independentismos y el terrorismo derivado de ambos".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Jefe del Estado Mayor de Defensa (JEMAD), Fernando García Sánchez, ha señalado que los tres grandes riesgos a los que se enfrenta la sociedad en la actualidad son 'los fundamentalismos, los independentismos y el terrorismo derivado de ambos'.

Con más detalle, el JEMAD ha explicado que estos riesgos 'van desde la proliferación de armas de destrucción masiva hasta el desarrollo de los fundamentalismos que aceleran las rivalidades interestatales o regionales', pero que también existen problemas 'derivados de la gestión de los recursos tanto energéticos como acuáticos'.

Además, García ha indicado que otro de los problemas actuales es el de 'los espacios comunes de difícil control como el ciberespacio, el espacio y el espacio marítimo donde es difícil controlar lo que ocurre y donde es fácil actuar de forma ilegal'.

En este sentido, el JEMAD ha resaltado la importancia del crimen organizado 'que se apoya en estas situaciones de inseguridad y poco control', por lo que el espectro de riesgo 'es muy amplio', y puede estar 'en unos piratas que llevan un fusil y unas chanclas, o en un vector de misil balístico capaz de transportar una cabeza nuclear'.

La tecnología que va a bordo de los sistemas de información digital, ha detallado García, 'se difunde rápidamente por todo el mundo, lo que nos llevaría a decir, que paradójicamente, estamos en el mundo más peligroso que hemos conocido hasta ahora por la facilidad de que los riesgos actuales se conviertan en amenazas reales'. Sin embargo, ha explicado que los riesgos para España 'son básicamente externos y están percibidos dentro de los riesgos que amenazan a las alianzas en las que está implicado el país', por lo que los problemas internos 'son más de carácter político que militar'.