Público
Público

Murdoch se disculpa por "no haber actuado antes"

La hija del magnate carga contra Rebekah Brooks asegurando que "ha jodido" a News International  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El dueño del emporio de medios de comunicación News Corporations, Rupert Murdoch, no ha tenido este viernes uno de sus mejores días. Primero tenía que desprenderse de su mano derecha Rebekah Brooks, que ha dimitido como consejera delegada del grupo, y después se ha tenido que disculpar por 'el daño causado a las personas afectadas' con las escuchas ilegales practicadas en sus periódicos y lamentó 'no haber actuado antes' para resolver el asunto.

El magnate afirmó que su periódico News of the world, ya clausurado, 'se dedicaba a pedir cuentas a los demás y falló cuando se trataba de sí mismo'. Lo hizo en un mensaje cuyo contenido se ha hecho ya público pero que aparecerá mañana a toda página en los diarios The Guardian, Daily Mail, Daily Telegraph, Financial Times, The Independent, The Sun y The Times, estos dos últimos de su propiedad.

Murdoch reconoce que 'disculparse no es suficiente' y afirma que su negocio fue fundado 'con la idea de que una prensa libre y abierta debería ser una fuerza del bien en la sociedad'. 'Debemos estar a la altura', asevera en el comunicado. Además, Murdoch se reunió hoy con la familia de la niña asesinada Milly Dowler, cuyo móvil fue intervenido por periodistas del News of the world, en un caso que causó indignación entre la opinión pública británica y propició en gran parte el estallido de la crisis.

En el mensaje que se publicará este fin de semana en la prensa británica, el magnate adelanta también que en los próximos días la empresa tomará medidas concretas para resolver los temas pendientes en este caso y enmendar el daño causado. 'Volveréis a saber de nosotros', concluye el mensaje.

Según News International, la división británica de News Corporation, el domingo y el lunes aparecerán otros anuncios en varios periódicos, entre ellos Evening Standard, Independent on Sunday, Financial Times, Mail on Sunday y Wall Street Journal, en los que se precisarán las medidas que tomará la empresa para investigar lo ocurrido y evitar que se repita. Rupert Murdoch y su hijo James, presidente de News Corp y responsable de su operación europea, comparecerán el próximo martes ante la Comisión de Cultura y Medios de Comunicación de la Cámara de los Comunes para declarar sobre el escándalo de las escuchas.

Por si Murdoch no tuviera poco con la que se le viene encima, su hija Elisabeth ha cargado ante unos amigos contra la ya dimitida Rebekah Brooks, sobre la que aseguró que 'ha jodido' la empresa, según informa el diario The Telegraph. Este ataque supone el primero que se hace a Brooks desde el seno interno del clan Murdoch, ya que hasta ahora siempre habían defendido a la ex directora de New of the world.

Incluso, el segundo máximo accionista de News Corporation, el príncipe Al-Waleed bin Talal Al Saud, también ha criticado duramente a Brooks durante una entrevista en el programa Newsight: 'Yo no aceptaría un acuerdo con ninguna compañía dirigida por un hombre o una mujer con algún atisbo de duda sobre su integridad', ha dicho el sobrino del monarca de Arabia Saudí.

El neozelandés Tom Mockridge será el sustituto de Rebekah Brooks como consejero delegado de 'News International'. Mockridge, que desde 2002 había sido consejero delegado de Sky Italia, la plataforma digital de Rupert Murdoch en ese país, lleva veinte años vinculado al imperio mediático del magnate australiano.

Tras iniciar su carrera como periodista en Nueva Zelanda y Australia, donde fue jefe de sección de economía de los periódicos Sydney Morning Herald y The Australian, abandonó temporalmente la prensa para convertirse en asesor del primer ministro australiano Paul Keating cuando este fue ministro de economía.

Padre de dos hijos, Mockridge llega al Reino Unido para hacerse cargo de News International, filial británica de News Corporation, en un momento realmente delicado pero con la reputación de haber consolidado Sky en Italia, donde la plataforma digital de televisión tiene cinco millones de abonados.

Además, el ejecutivo ha demostrado habilidad para trabajar en situaciones delicadas, protagonizando duros enfrentamientos con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, dueño también de un grupo mediático, Mediaset.