Publicado: 02.01.2014 09:19 |Actualizado: 02.01.2014 09:19

Musharraf, hospitalizado por dolores en el pecho cuando iba a ser juzgado

El expresidente de Pakistán tenía que presentar en el tribunal que le juzga por traición. Ha sufrido una dolencia cardiaca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente de Pakistán, Pervez Musharraf, ha sido ingresado en un hospital en Islamabad, tras sufrir dolores en el pecho cuando se dirigía al tribunal que le juzga por traición. El convoy del exdictador cambió su ruta y en lugar de dirigirse a la corte se encaminó al Instituto de Cardiología de las Fuerzas Armadas en Rawalpindi, localidad vecina a la capital, de acuerdo con fuentes del Gobierno. Musharraf se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos y no ha trascendido su estado actual.

Los abogados solicitaron ayer que se permitiese a Musharraf no aparecer en persona durante las vistas del caso, lo que fue rechazado por la corte. Así el exgeneral  se enfrenta a ser detenido tras no presentarse este jueves por la mañana ante el tribunal por segunda vez consecutiva. Musharraf está acusado de traición, delito que se castiga con la pena de muerte o cadena perpetua, por imponer el estado de emergencia en 2007, una denuncia que interpuso el Gobierno paquistaní ante el Tribunal Supremo.

El exmilitar impuso en noviembre de 2007 el estado de emergencia en el país, suspendió la Constitución y el Parlamento, y ordenó la detención de 60 jueces, hechos que según el ministerio del Interior suponen traición de acuerdo con el artículo 6 de la Carta Magna paquistaní.

Musharraf llegó al poder el 12 de octubre de 1999 tras dar un golpe de Estado contra el entonces primer ministro Nawaz Sharif, quien ganó las elecciones en mayo pasado y es de nuevo jefe de Gobierno de Pakistán. Tras abandonar la jefatura del Ejército en 2007, el exgeneral quiso convertirse en presidente civil del país, pero su régimen se derrumbó fruto de la presión de algunos sectores políticos y, sobre todo, de la judicatura.

Musharraf, el único de los cuatro dictadores militares de Pakistán que ha sido acusado formalmente en un tribunal y arrestado, regresó a Pakistán en marzo tras un autoexilio de cuatro años para participar en las elecciones.