Publicado:  08.12.2007 21:31 | Actualizado:  08.12.2007 21:31

Musulmanes antes que marroquíes y árabes

Una encuesta sobre los valores religiosos de los marroquíes los describe como mayoritariamente conservadores e intolerantes hacia otras religiones

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una sociedad mayoritariamente conservadora y rigorista, en la que sus mujeres lo son aun más. Esta es la conclusión general que se extrae de los datos del estudio sociólogio más vasto que hasta ahora se ha llevado a cabo sobre los valores y las prácticas religiosas de los marroquíes.

Sus resultados más sobresalientes han sido publicados esta semana en el semanario marroquí independiente Tel Quel, que le dedica su portada.

El estudio El Islam cotidiano, los valores y las prácticas religiosas de los marroquíes, dirigido por dos polítólogos, Mohamed El Ayadi y Mohamed Tozy, y un antropólogo, Hassan Rachik, se basa en una encuesta efectuada a 1.156 marroquíes de todo el país, que respondieron a un cuestionario de más de 150 preguntas.

Para empezar, la mayoría de los encuestados considera que su condición de musulmán es el pilar fundamental sobre el que se construye su identidad, antes incluso que su nacionalidad o su condición de árabe, bereber o africano.

Obligaciones religiosas

La tónica general con respecto al incumplimiento de las obligaciones religiosas del musulmán es la intolerancia. El 60% de los encuestados afirmó que no considera musulmanes a quienes no ayunan en Ramadán.

Un 44,1% va aun más lejos y se muestra favorable a castigar al impío hasta que vuelva al buen camino.

Sin embargo, otro 40,8 % de los marroquíes considera que el ayuno es una cuestión privada.

Con respecto a la segregación entre sexos, la mayoría de los marroquíes -un 57, 4%- está en contra de que hombres y mujeres estén juntos en la playa. Si el lugar que deben compartir es una escuela, los datos cambian. En este caso, más de las tres cuartas partes de los marroquíes acepta la cohabitación de sexos.

Con respecto a la poligamia, un 44% de los encuestados está a favor.

Si el tono general es rigorista, lo es mucho más cuando se trata de la tolerancia hacia otras religiones. Casi un 90% de los marroquíes está en contra de la libertad de culto. El 66,3% se considera más próximo a un afgano musulmán que a un marroquí judío, mientras que un 71,7% no aprobaría el matrimonio entre un marroquí musulmán y una marroquí judía.

Los marroquíes son conservadores, pero las mujeres marroquíes lo son más. La encuesta las describe como "las guardianas del templo del rigor".

Practican más la religión (un 70% reza regularmente frente a un 60% de los hombres) y son más intolerantes con quienes no ayunan.

La mayoría de las encuestadas, 83%, aprueba el uso del velo. La religión es también el criterio fundamental para elegir marido.

El estudio analiza además aspectos como la superstición. Nueve de cada diez marroquíes cree en el mal de ojo y la magia negra.

PUBLICIDAD

Comentarios