Público
Público

Naciones Unidas estudia enviar a sus cascos azules a Malí

El Consejo de Seguridad de la ONU discutirá la necesidad de mandar una misión de pacificación al país africano. El Ejército francés detiene su avance en Kidal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas estudia enviar una misión de pacificación a Malí, donde tropas africanas y francesas ayudan a las malienses a expulsar del norte a los grupos islamistas, según han informado este miércoles fuentes diplomáticas. 'Cada vez se habla más de enviar una misión de pacificación (a Malí)', ha dicho un diplomático occidental. Otro diplomático y un funcionario de la ONU han confirmado esta versión y han apuntado que las discusiones podrían comenzar en unos días.

Aunque el debate se encuentra todavía en una fase inicial, las fuentes diplomáticas apuntan a que la misión de pacificación podría tener entre 3.000 y 5.000 efectivos. La idea surgió por primera vez la semana pasada, por boca de la embajadora estadounidense en la ONU, Susan Rice. Días después, el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrult, propuso el 'rápido' despliegue de observadores internacionales que supervisen el cumplimiento de los derechos humanos en Malí.

La alternativa al despliegue de 'cascos azules' de la ONU es una misión de pacificación liderada por la Unión Africana (UA), aunque con apoyo logístico de la organización internacional, como en Somalia. En cualquier caso, las fuentes han señalado que todavía es pronto para hablar de la misión. 'Todavía no hay una paz que mantener, estamos en la fase de conseguir y asegurar la paz', han explicado.

El pasado mes de diciembre, el Consejo de Seguridad autorizó la creación de la AFISMA, una fuerza internacional dotada con unos 3.000 efectivos que se desplegará el próximo mes de septiembre para ayudar a las tropas malienses a expulsar a los grupos islamistas. No obstante, debido a las dificultades logísticas, Francia, a petición del Gobierno de Malí, tomó la iniciativa el pasado 11 de enero, iniciando la intervención militar en el país africano. En total, ha desplegado unos 2.500 efectivos.

Desde entonces, a las tropas francesas se han sumado las de la Misión Internacional de Apoyo a Malí (MISMA) -principalmente de los países de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO)- que alcanzará los 8.000 efectivos. Las tropas francesas y malienses han llevado a cabo operativos aéreos y terrestres para proteger Bamako y recuperar las ciudades de Kidal, Konna, Diabaly, Gao y Tombuctú siendo estas dos últimas las conquistas más importantes.

El ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, ha informado de que las tropas galas siguen en el aeropuerto de Kidal esperando a que lleguen más refuerzos y a que mejoren las condiciones metereológicas. Kidal es la última ciudad del norte de Malí que aún no ha sido recuperada por las tropas franco-malienses y donde independentistas tuareg aseguran que han expulsado a los grupos radicales islámicos.

Le Drian insistió en que 'los yihadistas han sufrido fuertes pérdidas' por 'los numerosos bombardeos que han afectado al material y a los hombres', aunque no dio cifras. Añadió que los grupos integristas que controlaban el norte 'se han dispersado', 'han vuelto a sus casas', 'han puesto en marcha un repliegue táctico' o intentan pasar a los países vecinos, una posibilidad cada vez más difícil ante el cierre de las fronteras.