Público
Público

Los narcos cariocas cobran 4 euros por una llave para entrar en la favela

Los traficantes de Parada de Lucas instalan un portalón para evitar la presencia policial. El diario 'O Dia' denuncia que algunos barrios están tomados por las armas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El intento de las autoridades cariocas por librar de narcos las favelas de Río de Janeiro se encuentra con muchas barreras. A veces, incluso, físicas: los traficantes de Parada de Lucas han cerrado el acceso a la comunidad con un portalón para evitar el acceso a la policía.

Además de olvidarse así de la incómoda presencia de las fuerzas del orden, los narcos han aprovechado para hacer caja, pues cobran unos cuatro euros por facilitar a los moradores una llave para poder entrar y salir en la favela.

No son los únicos que se aprovechan de las gentes humildes y trabajadores que viven en estos barrios de casas precarias que escalan los morros de la ciudad, ya que las milicias se han hecho fuertes en algunas de ellas, donde pende la amenaza de toparse con una bala perdida.

La noticia ha sido difundida por O Dia, que recientemente se ha hecho eco de la impunidad con la que se mueven las bandas criminales en estos asentamientos populares.

De hecho, a menos de 300 metros del cierre hay un puesto de la policía de tráfico, que ha asistido impasible al montaje de la verja.

En Lejos del sueño de la UPP, en referencia a las Unidades de Policía Pacificadora, que intentan llevar la calma a las villas miseria de Río, señalan que las grupos organizados de bandidos (Comando Vermelho, Amigos dos Amigos y Terceiro Comando), denuncian que sus miembros transitan por las calles fuertemente armados para hacer frente a la policía y a la competencia, así como para defender sus bocas de fumo, es decir, los puestos de venta de droga. 

- Tal vez le interese el reportaje Río de Janeiro, ciudad sin ley.