Público
Público

La naviera del 'Concordia' niega conocer las temerarias maniobras de su capitán

La empresa achaca la responsabilidad a Schettino pese a que este dice haber informado del accidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'No puedo excluir que algún capitán, por iniciativa propia y sin informarnos, siguiera rutas más cercanas a tierra. Lo que sí puedo excluir es haber conocido algún caso en que lo hicieran sin respetar las medidas de seguridad'. El que habla es Pierluigi Foschi, administrador delegado de Costa Crociere, que este viernes, dentro de la ofensiva que ha iniciado la empresa para silenciar cuanto antes cualquier tipo de insinuación sobre su responsabilidad en el naufragio del Costa Concordia frente a la isla de Giglio, se dijo engañado por el capitán Francesco Schettino.

Foschi aseguró que colaborará con el Gobierno para que 'los comandantes no tengan más el poder absoluto de las decisiones que se toman en las naves'.

'He liado una buena', dijo Schettino al jefe de la unidad de crisis

En una entrevista con Il Corriere della Sera Foschi pasó por alto algunos de los cabos sueltos del naufragio del Concordia. El primero se refiere a las conversaciones que mantuvieron Schettino y el jefe de la unidad de crisis de la compañía, Roberto Ferranini. Ambos estuvieron en contacto al menos tres veces entre las 21.42 horas y las 22.58, según el informe de la Fiscalía. Este viernes se conoció también que el capitán asegura que, en la primera llamada, le dijo a Ferrarini: 'He liado una buena, pasaba junto a Giglio y hemos chocado, te informo de todo'.

'No sé de qué hablaron', replicó Foschi al periódico. 'Sabemos lo que le dijo el capitán a Ferrarini porque está registrado en el diario de a bordo. Ferrarini escuchaba. El código de navegación da poder absoluto al comandante del barco, el armador no puede intervenir ni modificar sus decisiones', dijo.

Se está hablando mucho en Italia de la posibilidad de que Ferrarini pudiera haber sugerido a Schettino retrasar la evacuación porque la normativa marítima italiana obliga a las compañías a pagar una compensación de 10.000 euros a cada pasajero si el barco tiene que ser desalojado. Las conversaciones se divulgarán una vez analizado el contenido de la caja negra que ya está en manos de la Fiscalía.

La compañía pudo retrasar la evacuación por motivos económicos

En total, en el caso del Concordia habrían sido más de 30 millones de euros, una cifra menor de la que tendrán que pagar ahora por el desastre, unos 75 según Carnival, la propietaria de Costa Crociere. 'No hay ningún precedente de este tipo. Le aseguro que nadie ha pensado en términos económicos en ese momento. Habría violado todas nuestras normas éticas', dijo Foschi.

Schettino, por ahora, no ha dicho lo contrario. Este viernes, a través de su abogado, Bruno Leporatti, dejó claro que 'si cometí un error, estoy listo para asumir mi responsabilidad. Pero primero deben identificar esos errores'. Foschi dijo en la entrevista: 'No creo que fuera honesto con nosotros'. De ahí que hayan decidido suspenderlo y llevarlo a juicio el jueves.

La ley obliga a pagar 10.000 euros a cada pasajero si la nave es desalojada

Todo está en manos de los fiscales pero resulta obvio que la empresa no sabe demasiadas cosas sobre sus capitanes porque en un año el Costa Concordia había hecho el peligroso acercamiento a la isla de Giglio hasta en 52 ocasiones, tal y como han certificado los radares internacionales.

Domnica Cermontan, la joven moldava a la que varios pasajeros dijeron haber visto cenando con el capitán, volvió a ser la estrella invitada del día. En una entrevista con Il Secolo XIX, negó haber cenado con Schettino, que fueran amantes y aseguró que el capitán no bebió: 'Son todo mentiras. Si algún miembro de la tripulación es pillado bebiendo sería despedido'. El abogado del capitán de la nave, por su parte, dijo que esas acusaciones son una 'soberana estupidez'.

Las operaciones de reconocimiento del barco volvieron a ser suspendidas durante varias horas por el mal tiempo. Las fuertes mareas están provocando que el crucero se desplace siete milímetros cada hora por lo que los técnicos empezaron a valorar la posibilidad de fijar el Concordia con cables metálicos a los escollos. El Gobierno decretó el estado de emergencia y espera poder comenzar a vaciar las 2.380 toneladas de carburante de los depósitos de la nave este fin de semana.