Público
Público

"Se necesitan 60 millones para una situación que es cada día más desesperada"

El presidente del CICR ha cifrado en esa cantidad la ayuda con que la organización completará su presupuesto para Somalia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ayuda humanitaria continúa intentando contrarrestar los efectos de la peor sequía que padece el Cuerno de África desde hace 60 años. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) asegura que son necesarios 60 millones de euros adicionales para atender la situación de emergencia en el centro y sur de Somalia y poder prestar asistencia a 1,1 millones de personas más.

Con esta suma, el presupuesto total del CICR para el país africano correspondiente a 2011 asciende a unos 110 millones de euros, lo que convierte la misión de Somalia en la de mayor envergadura en términos de presupuesto asumida por esta ONG.

El presidente del CICR, Jakob Kellenberger, ha explicado en una rueda de prensa en Ginebra que esta decisión se ha tomado para 'atender una situación que es cada día más desesperada'. Con todo, Kellenberger ha asegurado que se están asumiendo muchos compromisos por parte de los principales donantes para ampliar su contribución y cubrir las necesidades de los cientos de miles de somalíes que afrontan la escasez de agua y víveres. Una situación de hambruna que se ha extendido recientemente a tres zonas más.

Kellenberger ha señalado que el problema es especialmente grave en el centro y sur del país, donde controla la zona la milicia integrista islamista Al Shabab, vinculada a Al Qaeda, y a la que sólo tienen acceso unas pocas organizaciones humanitarias, entre las que se encuentra el CICR.

El presidente del CICR ha indicado que, desde el mes de abril, han proporcionado artículos de primera necesidad a más de 250.000 personas, a las que también se les ha abastecido de agua potable. Además, a lo largo de esta semana han concluido una primera tanda de reparto de víveres con la que se satisfarán las necesidades alimentarias de 162.000 personas para el próximo mes.

El Fondo de Emergencias de Caja Navarra ha aportado 130.000 euros para ayudar en la lucha contra la hambruna. Apoyado por 34.970 clientes,  ha destinado el dinero a cinco ONGs que ya están trabajando en Somalia, Etiopía y los campos de refugiados en Kenia: Unicef Navarra, Intermon Oxfan, Acción contra el Hambre, Médicos Sin Fronteras y Farmacéuticos Mundi. Asimismo, Caja Navarra ha abierto una cuenta para que todas las personas que estén interesadas puedan realizar sus donativos: 2054 0000 40 912478594.

'Con 114 euros se proporciona agua a una familia de ocho personas durante tres meses a razón de cinco litros por persona. Y con 227 euros se alimenta una familia de seis personas durante dos meses a base de maíz, fríjoles, aceite y sal'. Son los datos que recoge Intermon Oxfam en la memoria de su proyecto de cooperación, que se centra sobre todo en el campo de refugiados somalíes ubicado en Dadaab (Kenia).

Precisamente, en el campo de refugiados de Dadaab (Kenia), cuya capacidad se ha triplicado hasta superar las 40.000 personas, Farmacéuticos Mundi colabora en la atención sanitaria y en una campaña de sensibilización sobre salud e higiene. En este mismo lugar de acogida de los desplazados somalíes, Médicos Sin Fronteras ha detectado que el nivel de desnutrición es agudo y severo en el 55,2% de los refugiados y que el 43,3% de los niños de entre 5 y 10 años están desnutridos.

Esta organización y Acción contra el Hambre también trabajan el campo de refugiados de Dolo Ado (Etiopía), que ya alberga a 100.000 personas. Por su parte, la colaboración de Unicef Navarra se distribuye en Etiopía, Somalia y en los campos de refugiados de Kenia, centrándose, sobre todo, en la atención a los niños. Según esta ONG, 1 de cada 6 niños muere antes de cumplir los 5 años y se estima que más de 550.000 niños sufren desnutrición.

La Unión Africana (UA) ha confirmado que la cumbre de donantes para tratar la hambruna que sufre el Cuerno de África se celebrará finalmente este 25 de agosto en Adis Abeba, 16 días después de la fecha elegida inicialmente. La cumbre, a la que están invitados el sector privado africano, los socios de la UA y las ONGs, busca recaudar fondos y consensuar una respuesta conjunta a la crisis, así como acordar una estrategia que mitigue este tipo de problemas en el futuro.

La cumbre se había planeado inicialmente para el 9 de agosto, pero la organización la ha retrasado hasta el día 25 del mismo mes para conseguir que asista el mayor número posible de gobernantes africanos.

'Unos 12 millones de personas están afectados por la sequía y la hambruna. El empeoramiento de la situación está conduciendo a una grave crisis humanitaria', ha recordado la UA en el comunicado, que añadía que una asistencia humanitaria urgente es crucial para aliviar el impacto de la sequía que se prolongará al menos seis meses más.