Publicado: 09.11.2013 18:07 |Actualizado: 09.11.2013 18:07

La negociación sobre el programa nuclear de Irán, en punto muerto

Francia exige que se rebaje el enriquecimiento de uranio para avanzar hacia un pacto. "Hay pocas posibilidades de firmar un acuerdo hoy", ha opinado el ministro de Exteriores iraní

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros de Exteriores de las principales potencias se han reunido hoy en Ginebra para continuar con las negociaciones sobre el programa nuclear iraní. Pero, aunque en un primer momento se especuló con la posibilidad de que pudieran alcanzar hoy un pacto, las conversaciones entre los representantes de Irán, Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, China, Francia y Alemania continúan en punto muerto. 

Fue el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, quien especificó cuáles son los principales escollos de la negociación. El Grupo 5+1 (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, más Alemania) exige a Irán que rebaje a un 5% el enriquecimiento de uranio, actualmente al 20% y que podría subir a un porcentaje muy superior permitiendo, así, la fabricación de un arma atómica.

Por otro lado, Fabius señaló que el reactor iraní donde se produce plutonio es otra de las líneas rojas del pacto. "No queremos que continúe durante la negociación", explicó en una entrevista concedida a France Inter desde Ginebra. Ambos puntos del posible acuerdo son aún "insatisfactorios", afirmó el ministro francés, motivo por el que no existe "ninguna certidumbre" al respecto. 

Por su parte, su homólogo iraní, Mohamed Javad Zarif, también dijo hoy que "hay pocas posibilidades" de que hoy se pueda firmar un acuerdo para rebajar las inquietudes que causa su programa nuclear en la comunidad internacional. Zarif indicó que las negociaciones podrían reanudarse de aquí a dos semanas, al tiempo que adelantaba: "Es poco probable que las negociaciones continúen mañana; concluirán esta noche".

Las declaraciones de Zarif se produjeron tras una reunión con la alta representante de Política Exterior de la Unión Europea y coordinadora de las potencias del Grupo 5+1, Catherine Ashton, y el secretario de Estado de EEUU, John Kerry. Después de ese encuentro, Ashton empezó un examen "en detalle de lo que se necesita hacer para llevar adelante las negociaciones nucleares con Irán", señaló su portavoz, Michael Mann. "Quedan sin resolver muchas cuestiones", señaló la parte iraní, un comentario en el que coincidieron a lo largo del día los ministros de Exteriores de Francia y Reino Unido, en breves declaraciones a la prensa.

Irán: "Quedan sin resolver muchas cuestiones"

Fabius coincidió hoy con su homólogo británico, William Hague, en que "todavía hay puntos importantes sobre los que hay que trabajar" para cerrar un acuerdo con Irán sobre su programa nuclear, que se negocia desde hace tres días en Ginebra. "Deseamos que pueda haber un acuerdo. La cuestión nuclear iraní es muy importante para la seguridad regional e internacional. Los trabajos continúan", declaró Fabius al abandonar el hotel donde transcurren esta jornada las negociaciones. Hague, por su parte, había declarado minutos antes que hay "buenos progresos", pero también "asuntos por resolver". "Todo el mundo en estas negociaciones es consciente de la importancia del momento y de la oportunidad que se ha abierto al mundo", precisó el británico a la prensa, que aclaró que "todavía no hay acuerdo", aunque adelantó que "se está trabajando sobre los progresos ya conseguidos".

Según el responsable de la diplomacia británica, el acuerdo que salga de estas negociaciones tiene que servir para dar "confianza" a la comunidad internacional, aportar la "transparencia necesaria", además de ser muy "detallado", dada la complejidad del programa nuclear iraní.

Por otro lado, fuentes que acompañan al ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov, que llegó esta mañana a Ginebra para incorporarse a las negociaciones,   indicaron igualmente que había cuestiones que seguían "obstaculizando" la conclusión de un acuerdo.

Las negociaciones sobre el programa nuclear iraní entre las seis potencias del Grupo 5+1 y Teherán alcanzaron hoy su tercer día y se han hecho más difíciles según avanzaba la revisión de los detalles del documento de bases del acuerdo. Esta ronda de reuniones entre los países del G 5+1 estaba previsto que durara dos días, pero se decidió prolongarlo ante la clara posibilidad de alcanzar un acuerdo para frenar el avance del programa nuclear iraní.

Una ola de optimismo que invadió el entorno de las negociaciones con la llegada de los responsables de la diplomacia de EEUU, Francia Reino Unido y Rusia, pero luego se fue haciendo más y más evidente que sería difícil acortar las diferencias en un lapso tan breve.

Fuentes diplomáticas han señalado que ha sido Francia la que mostró la posición más dura, por considerar que el contenido del acuerdo no iba suficientemente lejos como para eliminar los riesgos de las actividades nucleares de Irán.