Público
Público

Netanyahu considera que Palestina quiere "un Estado sin paz"

El primer ministro israelí acusa a los palestinos de rechazar las negociaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel se ha lanzado al ataque para responder al discurso de Mahmud Abás en el que ha pedido el aval de la ONU para Palestina. Netanyahu ha acusado a los palestinos de querer un 'Estado sin paz', de rechazar las negociaciones continuamente y les ha mandado un mensaje desafiante: 'es la hora de que reconozcan que Israel es el Estado judío'. 

Para el primer ministro israelí, que ha pedido que Naciones Unidas no reconozca a Palestina, la salida del conflicto está en reunirse con el líder palestino. 'Israel ha querido vivir en paz desde su fundación', afirmó justo después de la intervención de Abás, al que instó a reunirse hoy mismo en Nueva York y recuperar las, durante décadas, infructuosas negociaciones.

'Los palestinos tienen que hacer primero la paz con Israel y luego tener un Estado. Cuando eso ocurra, Israel no será uno más en reconocerlo, seremos el primero', afirmó el primer ministro israelí, que aseguró que estaba en la Asamblea 'para decir la verdad'.

'Los palestinos tienen que hacer primero la paz con Israel y luego tener un Estado'

Reprochó a la Asamblea que sus decisiones de los últimos años relativas al conflicto palestino, habían sido para Israel 'un túnel de oscuridad'. Defendió que su Gobierno 'protege a todas sus minorías' y pidió al futuro Estado palestino que haga lo propio ya que, según él, 'hace unos días sus representantes dijeron aquí mismo, en Nueva York, que no admitirán a un solo ciudadano judío. Eso es limpieza étnica'.

Netanyahu ha vuelto a vincular a la militancia islamista con el terrorismo. 'Israel está preparado para tener un estado palestino en Cisjordania, pero no para tener una nueva Gaza'.  '¿Acaso permitirían que estos peligros sucedieran cerca de sus naciones? ¿Dejarían que esto les sucediera a sus familiares?', dijo.

Para Lieberman, Abás incita a la violencia con su discurso

Uno de sus hombres fuertes, el ultra Avigdor Lieberman, ministro de Exteriores, ha calificado el discurso de Abás de 'muy duro' y, según él, ha supuesto una 'incitación' a la violencia. 'Creo que su discurso representa una amenaza (..) No veo en él ninguna señal de esperanza (para reanudar las negociaciones)', agregó.

'Es un discurso de mentiras y de incitación, lamento que por lo que ha dicho le hayan aplaudido', afirmó para intentar justificar que abandonara la sala al inicio de la intervención del presidente palestino. 'Lo interesante -añadió- es que ha recordado a los países árabes y ni ha mencionado a Estados Unidos. Ha sido un paso hacia atrás, hacia su lado más oscuro'.