Público
Público

Netanyahu culpa a Turquía del asalto a la Flotilla

El primer ministro de Israel dice ante la comisión de la ONU que el Gobierno turco ignoró todos sus avisos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel acusa a Turquía de lo ocurrido con la Flotilla de la Libertad. El primer ministro, Benjamin Netanyahu, fue el primero en comparecer ante la comisión de Naciones Unidas que investiga los hechos que acabaron con nueve personas muertas en el barco Mavi Marmara, por disparos de los soldados israelíes que lo abordaron el pasado 31 de mayo.

'A partir del 14 de mayo, mi despacho mantuvo contactos al máximo nivel con el Gobierno turco. Estos contactos tenían la intención de evitar una confronación con la flotilla Marmara, y continuaron hasta la víspera de la llegada de la flotilla a las costas de Gaza', dijo Netanyahu.

Según el primer ministro israelí, 'pese a nuestros continuos esfuerzos diplomáticos, finalmente el Gobierno turco no evitó el intento de la Marmara de violar el bloqueo naval Parece que Turquía no vio en la posibilidad de un enfrentamiento entre los activistas turcos e Israel algo que chocara con sus intereses'.

El incidente ocurrió en aguas internacionales, frente a la costa de Israel, después de que el convoy ignorara varias advertencias israelíes para que no siguiera viaje hacia Gaza. Nueve turcos murieron cuando comandos israelíes asaltaron el buque. Israel dice que sus soldados usaron munición real durante el ataque sólo después de ser atacados con porras, cuchillos y pistolas por algunos activistas que, según dijo, estaban claramente preparados para la violencia. Israel hizo grabaciones en vídeo de los enfrentamientos.

El ataque desencadenó una condena mundial y casi llevó a la ruptura en las relaciones de Israel con su hasta ahora aliado musulmán Turquía.

Netanyahu es el primer testigo en presentarse ante la comisión estatal que supervisa el letal choque marítimo del 31 de mayo, en el que comandos israelíes dieron muerte a nueve activistas turcos tras abordar su embarcación desde un helicóptero en una operación antes del amanecer.

El comité investigador, que tiene su sede en Jerusalén, está encabezado por el juez retirado de la Corte Suprema Jacob Turkel e incluye a dos observadores extranjeros.

Está investigando las circunstancias que rodean la gestión israelí del encuentro con la flotilla de seis embarcaciones que trataba de llevar ayuda a Gaza, en un desafío directo al bloqueo del empobrecido territorio costero palestino.

Netanyahu dijo que Israel no podía permitir que los barcos rompieran el bloqueo, que insiste es necesario para evitar que armas - entre ellos cohetes de largo alcance - caigan en manos de Hamás.

'El Estado de Israel y las FDI (Fuerza de Defensa de Israel) operaron de acuerdo con la ley internacional. Como primer ministro, no puedo ignorar a Hamás como una amenaza a la existencia de Israel', declaró.

El portavoz de Netanyahu, Nir Hefetz, dijo a los periodistas que el comité no es un 'organismo anti Israel', como ve a la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas dirigida por el juez Richard Goldstone, que investigó la invasión de Gaza en enero de 2009.