Público
Público

Netanyahu echa la culpa a su ministro del asalto a la flotilla

Duras críticas al primer ministro israelí por esquivar preguntas sobre la matanza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En la esperada comparecencia de Binyamín Netanyahu ante la comisión que investiga el asalto a la Flotilla de la Libertad frente a las costas de Gaza, el primer ministro de Israel alegó ayer un desconocimiento completo sobre lo ocurrido el 31 de mayo y lo justificó diciendo que, cuando sucedieron los hechos que costaron la vida a nueve activistas turcos, él se encontraba de viaje oficial en Canadá.

Tras calificar de 'legal' el abordaje de las seis embarcaciones en aguas internacionales, Netanyahu señaló que su único responsable, es decir, quien tomó la decisión de lanzar a los comandos contra el Mavi Marmara, fue el ministro de Defensa, Ehud Barak, ya que antes de viajar a Canadá le dijo que tenía que asumir la responsabilidad en este asunto. 'Yo quería que hubiera una sola dirección', aseguró Netanyahu refiriéndose a Barak ante la comisión presidida por el juez Turkel y formada por siete notables.

Una parte de la comparecencia fue pública, aunque luego Netanyahu declaró a puerta cerrada. En la primera parte se negó a responder a un gran número de preguntas alegando que eran cuestiones muy sensibles y que prefería responder de puertas adentro. La actitud esquiva del primer ministro israelí dio pie a que su comparecencia fuera mucho más breve de lo previsto.

Netanyahu defendió el asalto indicando que Israel trató primero por medios diplomáticos de que Turquía abortara la singladura de la flotilla, y reconoció que el 26 de mayo se celebró una reunión de siete ministros de los dos países. Durante este encuentro se intentó formular una posición para contrarrestar el efecto propagandístico negativo que la flotilla estaba teniendo respecto a Israel, pero no se analizó en detalle un posible abordaje, según la versión de Netanyahu. Esta decisión la tomó más tarde Barak, sin consultar con el primer ministro.

Netanyahu dijo que el 31 de mayo sólo tenía en la cabeza 'una reunión muy importante' con Barack Obama y por eso delegó el asunto de la flotilla en su titular de Defensa. No obstante, su declaración suscitó la indignación de la oposición, que acusó a Netanyahu de no querer asumir su responsabilidad. También se le acusó de falta de liderazgo y de poner al ejército en el punto de mira, en lugar de defenderlo.

Las críticas se multiplicaron en las horas posteriores a su comparecencia y a media tarde Netanyahu se desdijo, al menos parcialmente, de lo que había declarado ante la Comisión Turkel, manifestando que, tanto cuando está dentro de Israel como cuando está fuera, él es responsable de todas las decisiones que adopta su Gobierno.

Para hoy está prevista la comparecencia de Ehud Barak ante la misma comisión, aunque no se sabe qué línea de defensa tomará, o si acusará a Netanyahu. El jefe del ejército de Israel, Gabi Ashkenazi, declarará mañana miércoles.