Publicado: 06.09.2015 15:40 |Actualizado: 06.09.2015 15:40

Netanyahu se niega a acoger a refugiados de Siria mientras refuerza sus fronteras con más vallas

"Vamos a rodear Israel con una valla para impedir que no se vea inundado con infiltrados, trabajadores inmigrantes ni terroristas", dice el primer ministro.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, a su llegada a la reunión semanal del Gobierno, en Jerusalén. REUTERS/Menahem Kahana

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, a su llegada a la reunión semanal del Gobierno, en Jerusalén. REUTERS/Menahem Kahana

JERUSALÉN.-  El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha rechazado la posibilidad de que su país acoja a refugiados de la guerra de Siria y ha argumentado que Israel es "muy pequeño" y que tiene que defenderse del "terrorismo". "Israel no es indiferente a la tragedia humana de los refugiados de Siria y África (...) Pero Israel es un país pequeño, muy pequeño. No tenemos profundidad demográfica ni geográfica y por eso tenemos que controlar nuestras fronteras contra las infiltraciones ilegales y contra los terroristas", ha afirmado Netanyahu durante el Consejo de Ministros de este domingo.

Netanyahu responde así al líder de la oposición israelí, el laborista Isaac Herzog, quien el sábado pedía al Gobierno que autorice la entrada de refugiados sirios porque "los judíos no pueden ver con indiferencia cómo cientos de miles de refugiados buscan un lugar seguro".

También el presidente palestino, Mahmud Abbas, ha defendido que se permita la entrada de refugiados palestinos afincados en Siria que quieran vivir en Cisjordania. Con ello se cumpliría un objetivo humanitario, pero también se satisfaría el derecho de los refugiados palestinos al retorno, ha explicado Abbas. Según el grupo palestino Badil, en abril habían huido de Siria unos 80.000 refugiados palestinos, otros 280.000 son desplazados internos y el 95 por ciento de ellos necesitan ayuda humanitaria urgente. Hasta 884 palestinos de Siria han logrado entrar en la Franja de Gaza entre febrero de 2011 y octubre de 2014.

Unos 800.000 palestinos huyeron del actual territorio de Israel en la guerra de 1948 y sus descendientes suman a día de hoy unos 5 millones en Siria, Irak, Líbano o Jordania sin que Israel acepte su derecho de retorno.

Fronteras

Frente a estas peticiones de acoger refugiados, el primer ministro israelí ha  anunciado que reforzará sus fronteras. "Vamos a rodear Israel con una valla en la medida de lo posible", ha asegurado. "No vamos a permitir que Israel se vea inundado con infiltrados, trabajadores inmigrantes ni terroristas", ha apostillado Netanyahu.

Israel ha iniciado la construcción de una valla de 30 kilómetros desde la ciudad costera de Eilat, en el Mar Rojo, hasta la histórica Timna, a lo largo de su frontera con Jordania. "Continuaremos hasta los Altos del Golán, donde ya tenemos una valla fortificada", explicó el jefe del Ejecutivo israelí.

Además de la zona de los Altos del Golán, ocupados por Israel a Siria desde 1967, la frontera oeste de Jordania linda con Cisjordania, cuyos límites están controlados por Israel desde la misma fecha, y con el país hebreo en su región más meridional. Ahí es donde se ha iniciado la construcción de este proyecto, anunciado en junio pasado y defendido por las autoridades israelíes como "importante para la seguridad nacional".

Con anterioridad, Israel levantó vallas de seguridad en la frontera con Egipto y también en el norte, en la divisoria con Líbano y entre el territorio controlado por Israel y el controlado por Siria, además de la que rodea la Franja de Gaza.



Etiquetas