Publicado: 08.08.2014 21:09 |Actualizado: 08.08.2014 21:09

El nieto de Carlotto: "El miedo, cuando uno busca su identidad, es no encontrar"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Me parece maravilloso y mágico todo esto que está pasando". Así comenzó hoy Guido Montoya Carlotto su primera rueda de prensa junto a su abuela, Estela de Carlotto, la presidenta de las Abuelas de la Plaza de Mayo que le buscó durante 36 años.

"Soy Ignacio, o Guido", se presentó el nieto recuperado número 114 en la trayectoria de ese organismo de derechos humanos, que se declaró "conmocionado". Guido, criado con el nombre de Ignacio Hurban, es el hijo de Laura, la hija de Estela de Carlotto asesinada por la última dictadura (1976-1983), que dio a luz en cautiverio.

"Le agradezco a la vida y a Dios este regalo", explicó en una breve intervención la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, antes de presentar a su nieto. El nieto de Estela de Carlotto, de 36 años y músico de profesión, manifestó: "Hay ruidos que tienes en la cabeza y hay cosas que no se saben pero se saben", en alusión a las dudas que tenía sobre su origen.

Guido, que de momento seguirá usando el nombre de Ignacio, animó a todos aquellos que dudan sobre su identidad a que se hagan las pruebas y deseó que la situación que está viviendo "sirva para potenciar" la búsqueda de los nietos desaparecidos.

"El sentido de que yo esté acá y no cómodamente en mi departamento tiene que ver con alguna manera de tratar de generar la conciencia", dijo. "Es difícil imaginarse la magnitud de esto pero habiendo sido un ciudadano despierto, uno se da cuenta", explicó, al ser preguntado por la gran conmoción que había suscitado en la sociedad argentina la recuperación de su identidad.

El nieto de Estela de Carlotto explicó que supo que era adoptado hace dos meses y que acudió para hacerse los análisis de ADN hace 18 días, tras lo cual el proceso para conocer su verdadera identidad fue "rápido".

"El miedo es no poder dar nunca con quiénes habían sido mis padres. Pienso que el miedo que hay cuando uno ingresa en el camino de buscar su identidad tiene que ver con no encontrar", aseveró. Sin embargo, Guido, que creció en el municipio bonaerense de Olavarría en el seno de una familia dedicada al campo, aseguró también que tuvo "una vida extraordinaria" con una pareja que le crió "en el mayor de los amores".

El pasado martes se restauró la identidad de Guido Montoya Carlotto, después de que se presentara voluntariamente a una prueba genética. Su madre fue detenida en noviembre de 1977, en pleno embarazo, y llevada al centro clandestino "La Cacha", en La Plata (60 kilómetros al sur de Buenos Aires). Su bebé nació en cautiverio el 26 de junio de 1978.

El cuerpo de Laura Carlotto fue hallado sin vida y entregado a su madre el mismo día del asesinato, pero su hijo Guido no fue encontrado. La búsqueda llevó a Estela de Carlotto, de 83 años, a ser una de las fundadoras de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo.