Público
Público

La nieve bloquea los aeropuertos europeos

En España se han cancelado más de un centenar de vuelos.  El mal tiempo impide los aterrizajes en Londres-Heathrow y las cancelaciones se suceden por todo Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Europa siguen sufriendo los problemas causados por la nieve caída en gran parte del continente, que ha provocado nuevas cancelaciones y retrasos en los aeropuertos y que sigue complicando el transporte por tren y carretera.

En España, los aeropuertos españoles se han visto obligados a cancelar 168 vuelos, informaron fuentes de AENA. Las conexiones con Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido son las que más problemas están sufriendo desde primera hora de la mañana y hasta las 11.00 horas, según explicaron las fuentes.

Así, con Reino Unido se han cancelado, entre idas y vueltas, 85 vuelos, con Francia 55, con Alemania 24 y con Italia 4. AENA indicó que en el caso del aeropuerto madrileño de Barajas se han suspendido 26 vuelos con conexiones con el Reino Unido, 16 con Francia y 10 con Alemania. En el aeropuerto de El Prat (Barcelona) se han anulado 24 vuelos que tenían como origen y destino aeropuertos británicos, 8 alemanes y 19 franceses.

A su vez, en Alicante se han cancelado 10 vuelos que procedían o se dirigían al Reino Unido, y otros 2 a Francia, mientras que las cancelaciones en Bilbao ascendían a 6 vuelos hacia o desde Alemania, 2 a Francia y otros 2 a las islas británicas. También se suspendieron otros 8 vuelos en Murcia, otros 4 en Valencia, y 2 más en Sevilla, que tenían como origen y destino aeropuertos franceses. Por su parte, en Gran Canaria se han anulado 2 vuelos con conexiones a Italia y se han cancelado otros dos en Tenerife.

En el aeropuerto internacional de Heathrow, el de más tráfico de Europa, que estuvo cerrado prácticamente casi todo el día de ayer, no habrá hoy llegadas de aviones y serán muy pocos lo que despeguen.

Miles de personas han pasado la noche en los aeropuertos de Londres y Bruselas

En Bruselas, más de 1.500 personas se han visto obligadas a pasar la noche en el aeropuerto internacional de Zaventem. La mayoría, a causa de los cierres en otros aeródromos europeos, sobre todo en el Reino Unido y Alemania.

Alrededor de 3.000 pasajeros con destino a esos países fueron desviados ayer al principal aeropuerto belga, donde los vuelos pueden despegar y aterrizar con normalidad a pesar de que la nieve ha afectado con fuerza a la región de Bruselas, informaron los medios locales.

Bélgica mantiene el estado de prealerta por el frío, pues se espera que la nieve continúe cayendo, en especial, en el sur del país.

Los termómetros se mantendrán en todo momento por debajo de los cero grados centígrados en todo el territorio belga, con mínimas de hasta menos 9 grados.

Mientras, en Holanda el aeropuerto internacional de Schiphol ha advertido de que hoy continuarán las cancelaciones de decenas de vuelos.

Las autoridades recomiendan evitar los transportes por carretera, mientras que los trenes operan con ciertos problemas.

El transporte por tren y carretera también permanece paralizado en muchos países

Eurostar y Thalys, las líneas de alta velocidad que conectan Bélgica, Holanda, Francia, Alemania y el Reino Unido, prevén para hoy retrasos de entre 30 y 90 minutos.

El tráfico por carretera también se ha visto fuertemente afectado en Holanda y, por ejemplo, apenas circulan taxis en ciudades como Rotterdam (suroeste del país) por la nieve y el hielo, informa la agencia ANP.

Los trenes también continúen sufriendo dificultades, pues la nieve acumulada en algunas zonas del país es más de la esperada, ha explicado la compañía nacional de ferrocarriles, que registra retrasos en varias líneas.

Los transportes franceses volvieron poco a poco a la normalidad después de los contratiempos de las fuertes nevadas sobre al norte y oeste del país y que provocaron serios problemas en carreteras, ferrocarriles y aeropuertos. La lluvia sustituyó a la nieve en la mayor parte del país y apenas diez departamentos se mantienen en alerta de los 37 que lo estuvieron a lo largo del día, indicaron los servicios meteorológicos.

Los camiones volvieron a circular por las carreteras de la región de París, que les estuvieron prohibidas durante buena parte del día, mientras que el servicio de los autobuses recobró la normalidad tras haber estado suspendido varias horas. En los aeropuertos también se recuperaba la calma después de que Aviación Civil anunciara la suspensión del 40 por ciento de los vuelos del principal aeródromo del país, el parisiense de Roissy-Charles de Gaulle, dnde dos de las cuatro pistas estuvieron cerradas durante varias horas por la nieve.

En el resto de los aeropuertos el temporal sólo produjo retrasos sin que ningún vuelo tuviera que ser anulado. En los trenes, la nieve provocó retrasos en la mayor parte de las líneas de alta velocidad, ya que les obligó a circular más despacio de lo habitual. Seis conexiones del Eurostar entre París y Londres fueron anuladas y la línea entre la capital gala y Caen, al noroeste del país, estuvo cerrada toda la jornada. Entre las consecuencias provocadas por el temporal de nieve se registró también el cierre de la Torre Eiffel, el monumento más emblemático y visitado de París.