Publicado: 04.01.2016 08:49 |Actualizado: 04.01.2016 08:49

Un niño sirio de dos años, primera víctima del año en el Mediterráneo

Jalid viajaba con otros 35 refugiados en una embarcación que se estrelló contra las rocas y después naufragó en la isla griega de Agathonisi el pasado sábado. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Más de 70 niños han muerto ahogados frente a Grecia desde la muerte en septiembre de Aylan. /REUTERS

Más de 70 niños han muerto ahogados frente a Grecia desde la muerte en septiembre de Aylan. /REUTERS

MADRID.- El goteo de muertes en el Mediterráneo no cesa, mientras los líderes europeos siguen sin aplicar soluciones. Un niño de dos años, Jalid, se ha convertido en la primera víctima del Mediterráneo en 2016 tras morir ahogado después del naufragio de la embarcación en la que pretendía alcanzar Europa junto a otros refugiados. "El cuerpo de Jalid, de dos años, ha sido trasladado del MOAS Responder a un coche fúnebre. Descanse en paz", ha informado la ONG Ayuda Marina al Migrante (MOAS, por sus siglas en inglés), a través de su cuenta en Twitter.

MOAS ha informado de que a primera hora del sábado fueron rescatados un total de 35 refugiados cuya embarcación había naufragado tras estrellarse con unas rocas en la costa de la pequeña isla griega de Agathonisi.

Los pescadores locales fueron los primeros en encontrar a los refugiados cuando llevaban ya cinco horas en el agua. El barco Responder de la MOAS se unió al servicio de Guardacostas griego para atender a los afectados.

Al menos once de los refugiados resultaron heridos por el impacto que hizo naufragar su embarcación. Un bebé de tres meses fue estabilizado con éxito de una hipotermia.



Por otro lado, el sábado murió una mujer siria de 60 años tras alcanzar la isla griega de Lesbos en una embarcación procedente de Turquía, al parecer por problemas cardíacos, según los medios griegos.

La mujer padecía problemas cardíacos, agravados por el viaje por mar. La embarcación en la que viajaba llegó a la playa de Kratigos, al sur de la ciudad de Mitilene. La mujer se desplomó nada más pisar tierra.

Durante los últimos días del año, las autoridades de Lesbos enterraron a un bebé sirio de seis meses fallecido el 30 de diciembre en el centro de recepción de Kara Tepe. La autopsia ha determinado que el niño sufrió un fallo respiratorio debido a un problema pulmonar.