Público
Público

"No soy el asesino de nadie"

El agresor de Berlusconi asegura que actuó en solitario. La Fiscalía investiga quién es la persona tras el grupo de Facebook que apoya la agresión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Massimo Tartaglia, el hombre que agredió al primer ministro italiano Silvio Berlusconi al término de un mitin este domingo en Milán, aseguró hoy que actuó 'en solitario' y que no es el 'asesino de nadie'. Tartaglia, de 42 años y que desde hace diez se encuentra bajo tratamiento psiquiátrico, así lo aseguró a los investigadores, según fuentes penitenciarias referidas por los medios de comunicación italianos.

El agresor de Berlusconi permanece actualmente aislado en la cárcel de San Vittore, de Milán, adonde fue trasladado tras atacar al mandatario con una reproducción en miniatura del Duomo (catedral) de la capital lombarda y que le causó heridas en el rostro, que obligaron a su hospitalización.

Tartaglia admitió ante el fiscal, al ser interrogado tras la agresión, que había actuado debido a una fuerte aversión por las políticas del partido del Pueblo de la Libertad, liderado por Berlusconi, y por las del primer ministro, según las mismas fuentes. El agresor relató a los investigadores que asistió al mitin de Berlusconi pero se fue antes de que acabara porque no estaba de acuerdo con sus afirmaciones. Sin embargo, mientras se dirigía a la boca del metro en la plaza del Duomo vio como un grupo de personas protestaban en contra de Berlusconi, momento en el que retrocedió y lanzó el souvenir al jefe del Ejecutivo.

Está previsto que mañana se celebre la vista para decidir sobre la convalidación del arresto de Tartaglia, solicitada por el fiscal adjunto de Milán Armando Spataro.

El diario Corriere della Sera publicó hoy en su edición digital que los investigadores indagan entre las amistades de Tartaglia, para establecer si alguien pudo inducirle a cometer la agresión.

Por otro lado, la Fiscalía de Roma abrió hoy una investigación para identificar a los responsables de los grupos de la red social Facebook creados en apoyo a la acción de Tartaglia. En esta línea, el ministro del Interior, Roberto Maroni, anunció hoy que estudia medidas para bloquear los sitios de Internet que fomenten la violencia, en referencia a esos grupos que aplauden la agresión.