Público
Público

"No fue una religión la que nos atacó aquel día, fue Al Qaeda"

Barack Obama rechaza que el aniversario de los ataques del 11 de septiembre sirva para promover la intolerancia religiosa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó hoy al igual que hizo ayer que su país 'no está ni estará nunca en guerra con el Islam'. Obama rechazó que el aniversario de los ataques del 11 de septiembre sirva para promover la intolerancia religiosa.

'No fue una religión la que nos atacó aquel día, hace nueve años, fue Al Qaeda. Son las personas las que pervierten la religión', dijo Obama en un acto de conmemoración en el Pentágono, donde se estrelló uno de los aviones secuestrados, el 77 de American Airlines, y que causó la muerte a 184 personas.

En paralelo a esta ceremonia, la primera dama, Michelle Obama, y su antecesora, Laura Bush, participan en otro acto conmemorativo en Shanksville, en Pensilvania, donde se estrelló el cuarto avión secuestrado, y que nunca llegó a su destino gracias a la acción de los pasajeros.

El vicepresidente Joe Biden se desplazó a Nueva York, para participar en la ceremonia que se celebra en la zona cero, donde se levantaban las Torres Gemelas.

Obama aprovechó su discurso en el Pentágono para lanzar un mensaje de unidad y tolerancia religiosa, después de la propuesta -finalmente retirada- del pastor radical de Florida, Terry Jones, de quemar ejemplares del Corán, que ha provocado una fuerte polémica y ha desatado las iras del mundo musulmán, y a la controversia por la construcción de una mezquita en la 'zona cero'.

'Nosotros condenamos la intolerancia y el extremismo en todo el mundo, y defendemos los derechos fundamentales de todos los hombres y mujeres, incluso el derecho a practicar libremente su religión'.

'Nosotros no sacrificaremos las libertades que abrazamos'

El presidente reconoció que hay personas que quieren aprovechar el dolor por los ataques del 11 de septiembre 'spara extender el odio y crear divisiones', pero 'nosotros no sacrificaremos las libertades que abrazamos'.

Obama indicó que la conmemoración del 11-S debe servir para la 'reflexión' y para recordar que hay que trabajar por 'la unidad' de los estadounidenses.

'Como nación, como individuos, debemos reflexionar sobre cómo rendimos un mejor homenaje a las víctimas de los atraques la nación', afirmó.

'No debemos mirar muy lejos para obtener respuesta. Los que perpetraron aquel acto, no sólo atacaron a EEUU, atacaron la idea de EEUU, todo lo que representa el país en el mundo', aseguró.

Como cada año y tras una breve introducción musical, la ceremonia del aniversario se inició con sendos minutos de silencio coincidiendo con los momentos en que cada uno de los aviones comerciales se estrelló contra las Torres Gemelas, a las 08.46 hora local (12.46 GMT) y a las 09.03 (13.03 GMT).

El acto se celebra este año en el parque Zucotti

Entre ambos minutos de silencio, las iglesias y otros centros de culto hicieron sonar sus campanas poco antes de que comenzara la emotiva lectura de los nombres de las 2.752 personas que perecieron en los ataques al World Trade Center (WTC).

La lectura de la relación de víctimas, que se prolongará durante más de tres horas y en total llevarán a cabo 212 personas, se interrumpirá también a las 09.59 hora local (13.59 GMT) y a las 10.29 (14.29 GMT), que marcan los momentos en que se derrumbaron cada una de las Torres Gemelas.

Al igual que en años anteriores, aunque este año en un día soleado y fresco, este acto se celebra en el parque Zucotti, junto al solar donde se edifica el nuevo WTC, y cuenta con la asistencia de numerosas personalidades locales, como el gobernador de Nueva York, David Paterson, y el alcalde la ciudad con cuando tuvieron lugar los atentados, Rudolph Giuliani.