Publicado: 04.06.2014 12:12 |Actualizado: 04.06.2014 12:12

"No volváis a Afganistán"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los talibanes han difundido este miércoles un vídeo que muestra la entrega del sargento estadounidense Bowe Bergdahl a las fuerzas de EEUU cerca de la frontera afgana con Pakistán, en virtud del acuerdo de intercambio de presos alcanzado entre la insurgencia y la Casa Blanca.

En las imágenes aparece una decena de hombres armados desplegados en torno a una camioneta en cuyo asiento trasero se encuentra Bergdahl visiblemente desorientado, pero tranquilo, a la espera de la llegada de las fuerzas estadounidenses. Dos helicópteros negros sobrevuelan la zona y uno de ellos aterriza. "Les dijimos que había 18 hombres armados y los estadounidenses nos dijeron: 'Está bien'", relata la voz en off del vídeo.

Dos de los insurgentes acompañan al sargento de EEUU hasta su encuentro con tres hombres aparentemente desarmados y vestidos de civil que estrechan las manos con los talibanes y recogen a Bergdahl, con quien despegan en el helicóptero. El vídeo, de 17 minutos de duración, cierra con la frase: "No volváis a Afganistán".

La liberación de Bergdahl es parte del acuerdo entre Washington y los talibanes para la excarcelación de cinco presos de "alto riesgo" recluidos desde 2002 en la prisión militar de EEUU en Guantánamo y que serán trasladados a Qatar, donde permanecerán un año. La euforia inicial por la liberación de Bergdahl ha dado paso a la apertura de una investigación, según anunció el jefe del estado Mayor estadounidense, Martin Dempsey. El objetivo es determinar si el sargento fue capturado hace cinco años después de desertar, tal y como afirman alguno de sus antiguos compañeros.

El secretario de Defensa de EEUU, Chuck Hagel, explicó el pasado domingo que "el objetivo era la liberación d sargento Bergdahl y, quizás, tender un puente para nuevas negociaciones. ¿Es posible que esto pueda derivar en un avance con los talibanes?. No lo sé, pero espero que sí", señaló. "Ningún Gobierno puede transferir ciudadanos de un país a otro como prisioneros", criticó, por su parte, el ministro de Exteriores de Afganistán, Ahmad Zarar Moqbel. Al parecer, el presidente afgano, Hamid Karzai, no fue informado de este acuerdo para evitar filtraciones.

El líder de los talibanes, el mulá Mohammad Omar, destacó la "gran victoria" que supone este canje de prisioneros de guerra. "Traslado mis sentidas felicitaciones a toda la nación afgana musulmana", destacó en una grabación recogida por la cadena británica BBC.