Público
Público

El Nobel despierta a los comunistas chinos

Un grupo de 23 veteranos del PCCh exige reformas a Pekín

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La concesión del Nobel de la Paz a un disidente político chino encarcelado, Liu Xiaobo, ha despertado voces críticas en el Partido Comunista chino (PCCh). Pocos días después de que Liu fuese galardonado con el Nobel, una veintena de intelectuales y políticos retirados del PCCh redactó una carta abierta al Gobierno chino exigiendo el cese de las restricciones a la libertad de expresión y de prensa. El documento primero fue difundido por la prensa libre de Hong Kong y logró circular ayer libremente por la China continental, sorteando la censura, en blogs y Twitter.

La exigencia de reformas políticas por parte de este grupo de 23 veteranos contrasta con la reacción enfurecida de Pekín tras la concesión del Nobel de la Paz a Liu, condenado el pasado diciembre a 11 años de cárcel por 'subversión al poder del Estado'. Un año antes, este profesor de literatura, de 54 años, redactó el contenido principal de la Carta O8, un manifiesto en defensa de las libertades políticas, difundido por internet la víspera del 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El documento, firmado por centenares de intelectuales y académicos de toda China, urgía al PCCh a adoptar reformas democráticas urgentes, como el respeto por la libertad de expresión y la introducción de un sistema electoral multipartidista.

Intelectuales y políticos reclaman respeto a la libertad de expresión

Ahora, 23 veteranos del aparato comunista exigen a Pekín que garantice en la práctica el derecho a la libertad de expresión estipulado por la Constitución china. La carta que escribieron ha reunido hasta ahora a más de 500 ciudadanos con edades comprendidas entre los 20 y los 70 años.

La mayoría de los firmantes son políticos retirados de perfil reformista, como el antiguo secretario personal de Mao Zedong, y el ex director del Diario del Pueblo, diario oficial del PCCh. La publicación de esta carta, dirigida 'a los miembros del Parlamento chino', es un reflejo del debate interno existente en el seno del régimen chino acerca del ritmo con el que deben introducirse las reformas democráticas.

Por otro lado, los autores han decidido manifestar sus exigencias políticas dos días antes de que empiece en Pekín un congreso de la cúpula dirigente del PCCh, en el que se debatirán las principales líneas políticas y económicas para los próximos cinco años.

La carta se publica dos días antes del congreso de la cúpula del régimen

Durante los últimos días, los editoriales de algunos rotativos estatales chinos han acusado a Occidente de utilizar la concesión del Nobel de la Paz a un disidente encarcelado como una oportunidad para desprestigiar el enorme progreso socioeconómico logrado por China en las últimas tres décadas.

Pekín insiste en que la decisión de galardonar a un 'delincuente' como Liu Xiaobo va en contra del espíritu de los Nobel y demuestra una 'falta de respeto' por el sistema judicial chino. China todavía no cuenta con un Estado de derecho que garantice la separación de poderes, con un sistema judicial independiente del Ejecutivo.

Los 23 firmantes incluyen también entre sus peticiones un mayor respeto por la libertad de prensa, para que los periodistas chinos puedan trabajar sin interferencias y expresarse libremente. Sin embargo, uno de los principios constitucionales del PCChsigue siendo mantener los medios de comunicación bajo control estatal.

Los 23 veteranos también critican el actual sistema de censura, calificado de 'escandaloso' y 'vergonzoso'. Resaltan que incluso en el Hong Kong bajo mandato británico se gozaba de más libertad de expresión que en la China actual.